Miguelito habla Russo con Boca Juniors como nadie

El equipo dirigido por Miguel Ángel Russo se consagró campeón de la Copa Diego Maradona al derrotar a Banfield por 4-1 en los penales en el estadio San Juan del Bicentenario. El partido había terminado empatado 1-1 con goles de Edwin Cardona y Luciano Lollo. Es la estrella número 70 del Xeneize en su historia. Miguel es un gran DT y un gran manejador de grupos. Los dos títulos de Boca son su obra.

La Copa Diego Maradona llegó a su final y Boca Juniors inscribió su nombre en lo más alto. Toda de Miguel Ángel Russo, como se dice por estos raros y convulsionado tiempos. El DT asumió su cargo en diciembre del 2019 (pareciera que pasaron tres siglos) con la misión de levantar anímica y futbolísticamente a un equipo equipo que venía demasiado golpeado. Y vaya si lo logró con creces. Tres torneos jugados y dos ganados. ¿Quién le quita lo bailado al Xeneize? Ni siquiera River, un conjunto al que considero superior a este Boca.

¿Fue justa la consagración del club de La Ribera? Futbolísticamente tanto Banfield como Talleres y River desplegaron un nivel de juego más alto y vistoso en esta Copa Diego Maradona pero el Xeneize los superó con oficio y regularidad. Y al fútbol no solamente se gana con juego así que Boca Juniors resultó ser un más que merecido campeón. A llorar a la llorería

Edwin Cardona marcó un golazo.

Un gran piloto de tormentas

Claramente no es el primer desafío de alta complejidad que debió asumir Miguel Ángel Russo en su dilatada y exitosa trayectoria como entrenador. El siempre sonriente DT es, junto a Alejandro Sabella, el alumno más aventajado de Carlos Salvador Bilardo. Al asumir su cargo en el Xeneize su prioridad pasó a ser reconstruir a un plantel que traía la cabeza quemada de la época de Gustavo Alfaro. Boca no es cualquier club como para defenderse en todas las canchas. Su estilo histórico puede gustar o no pero de ahí a jugar colgado del travesaño todos los partidos hay un largo trecho.

Y por ello es que a Russo no se le escapa ningún detalle a la hora de planificar un partido. Puede que el rival lo supere en cuanto al juego pero no lo sorprende. ¿Vos creés que River y Santos hicieron algo diferente a lo que pensó Miguelito? Fue superado por las circunstancias del juego pero no porque esos equipos hayan hecho algo muy distinto a lo habitual. Contra el Millo se sobrepuso y pudo empatarlo pero frente a los brasileños no pudo hacer nada debido a la poca actitud que demostraron sus players.

Miguelo es el gran artífice del gran momento que vive el Xeneize.

Boca Juniors ahora va por la revancha en la Libertadores

Las exigencias en el Mundo Boca siempre son altísimas, hay que aprender a convivir y a sobrellevar esa presión. Este año Boca Juniors deberá afrontar una nueva edición de la Copa Libertadores, la gran obsesión del Xeneize y hacia allí apuntarán todos sus cañones. Y Miguelito tiene todo lo que hace falta para ganarla. ¡Salud campeón!

Fotos: gentileza Prensa Boca Juniors.

Gonzalo Ferrer

Periodista tucumano viviendo en Rosario. D10S, Ferrari, Queen, el Pato, el Matador y Su Majestad en el orden que quieras. Rock, mucho rock.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. lunes 15 febrero 2021

    […] Ni Javier Sanguinetti se imaginaba algo así. Y para Newell’s Old Boys competir contra Boca y Talleres (junto al Taladro fueron los tres mejores equipos del campeonato) en la misma zona no […]

Dejá tu comentario...