Rosario Central: nefastos por donde se los mire

Rosario Central protagonizó una verdadera obra maestra del terror y cayó por 3-0 frente a Boca Unidos de Corrientes por la Copa Argentina. El club rosarino está inmerso en problemas institucionales, futbolísticos y de convivencia que traen como resultado un vacío de poder enorme, egos inflados y unos resultados deportivos pésimos. En esta pelea de todos contra todos el que pierde es Central.

Originalmente, y según lo planeado, en esta semana iba a escribir dos notas sobre Rosario Central. Una trataba sobre el descalabro que vive el club puertas adentro y la otra sería sobre el partido con Boca Unidos de Corrientes por los 32avos de final de la Copa Argentina. Ingenuo de mí por pensar que se podían hacer los análisis por separado ya que nunca imaginé ni en mis peores pesadillas un partido tan malo por parte del Canalla contra un rival del Torneo Federal A que hace un mes que no disputaba un encuentro oficial. Los cuestionamientos hacia el cuerpo técnico, los dirigentes y los jugadores los dejé de lado de cara al encuentro definitorio de la Fase Complementación frente a Vélez Sarsfield para no contribuir a un clima bastante enrarecido.

Los responsables de esta debacle son varios: dirigentes, mánager, entrenador, cuerpo técnico y jugadores. Los players quedan en la primera línea de fuego porque son a quienes les vemos su accionar pero los responsables son otros. Jonathan Botinelli es un jugador ho-rri-ble pero los responsables de su llegada al club fueron el Kily, el ¿mánager? Raúl Gordillo y los dirigentes que aprobaron la contratación (¿Rodo o Richard? y nadie más. Jonathan es culpable de todas las cagadas que comete dentro de la cancha pero no tiene la culpa de jugar en el club.

Mirá bien el detalle, ni siquiera tenían puesta la misma camiseta todos los jugadores.

La Comisión Directiva es una Torre de Babel

La cosas puertas adentro del club no están nada bien. Hace meses que se sabe que el presidente Rodolfo Di Pollina y el vicepresidente Ricardo Carloni no se hablan entre sí y de esa forma toda la estructura del club está dividida entre ellos dos. Así es imposible plantearse un objetivo y salir adelante. Que uno quiere un cargo en la municipalidad de Rosario (Di Pollina), que el otro busca escalar en la estructura de la AFA (Carloni) y la mar en coche. Si quieren mostrar unidad y amor a Rosario Central deberían mostrarse juntos a partir de este momento.

Creo que la última vez que le vi el rostro a Rodo fue en la presentación del Kily como técnico de la institución a mediados del año pasado. Y eso no es una buena señal tanto afuera como dentro del club. LA pregunta serían dos como mínimo: ¿Quién gobierna el club? ¿La persona que gobierna es la misma que tiene el poder dentro de la institución? Más pienso en las posibles respuestas y más me asusto…

Ricardo Carloni, Cristian González, Rodolfo Di Pollina y Raúl Gordillo. Ellos cuatro son los grandes responsables del momento que está viviendo Rosario Central.

¿El Mono es culpable?

Raúl Gordillo está haciendo sus primeras armas como mánager y no da pie con bola. Eso no le quita ni la culpa ni las responsabilidades por ocupar ese puesto. ¿Cómo va autorizar la llegada de Botinelli y no va a buscar un 9 de área de cierto renombre? ¿Por qué eligió tener solamente un arquero de experiencia (Josué Ayala) dentro del plantel? Y así puedo seguir todo el día.

Supuestamente un mánager está para velar por los intereses del club y para encargarse de las contrataciones no para traer los jugadores que pida el DT de turno. O sea que su principal función es salvaguardar los intereses del club. Al lado de ellos yo soy un cuatro de copas pero evidentemente o quiero mucho al club o tengo un poder de análisis insospechado que me hace ver estas cuestiones…

¡Lucas Gamba no es 9!

El Kily falla por todos lados

Cristian González ya hizo el curso acelerado para ser el DT de Rosario Central pero no lo aprobó. Que su equipo no tenga recursos futbolísticos, físicos y psicológicos para enfrentar a un equipo del Federal A es su culpa. Y no me vengan con el gol que no convalidó Hernán Mastrángelo o el penal que tampoco le dieron.

Cuando empezás perdiendo a los veinte segundos de partido contra un rival que juega dos categorías más abajo y que su técnico solamente dirigía frente a Central no hay excusas que valga. Porque los penales que le cobró en contra al equipo del Kily fueron penales sin discusión alguna. Y porque el querible Tony Medina con 36 años jugó pornográficamente y desnudó las limitaciones del sistema defensivo del Canalla. Lo peor de todo es su falta de autoridad.

Hubo peleas del profe Ernesto Colman con Emiliano Vecchio (parece que no todo lo que reluce es oro…) y de Fito Rinaudo con Vecchio. Si realmente son solamente trascendidos el DT tiene que actuar urgentemente. Debe llamar a una conferencia de prensa en la cual estén presentes Colman, Vecchio y Rinaudo para desmentir todo públicamente. Que chiquito quedó el Cabaret de Gambetita Latorre y Boca Juniors…

Sus desaciertos tácticos ya son graves porque son errores conceptuales. Yo podré saber mucho de Fórmula 1 (ponele) pero no estoy capacitado para diseñar un auto. El Kily fue un futbolista extraordinario pero increíblemente le faltan carácter, firmeza y liderazgo para manejar un plantel. Él es un gran admirador de Marcelo Bielsa. El Loco sabe muchísimo de manejo de grupos y debería aprender eso y no tratar de instalar en el club su filosofía futbolística. Lo dije en otra nota: Rosario Central necesita menos Marcelo Bielsa y más Ángel Tulio Zof.

El Kily aún no demostró porqué merece estar sentado en el banco de Rosario Central.

¿Y los players?

Rosario Central tiene un grupo de jugadores que superaron los treinta años de edad y tienen una experiencia más que sobrada en el fútbol profesional. Ver a Joaquín Laso llorando por un penal no cobrado da cringe como dicen los adolescentes hoy en día. ¡Hermano, era un equipo de tercera división! ¡Ponete las pilas y empujá a tus compañeros para adelante! Del bueno Jonathan ya nos ocupamos (¿ya rescindió el contrato por motu propio?), Fito Rinaudo no paró a nadie en la mitad de la cancha (yo lo reconvertiría en zaguero central) y Lucas Gamba no sirve pivoteando ya que no tiene ni los recursos y el físico necesarios para realizar tal función.

Y el análisis de Emiliano Vecchio quedó para el final. El 10 fue una grata sorpresa para todos ya que jugó toda la Copa Diego Maradona en gran nivel y llegó a ser considerado para ir a River pero en este partido su imagen se desdibujó un poco. Él no debe expresarse como si fuese el Negro Palma. Primero tiene mucho que demostrar dentro de una cancha. Y con la posibles llegadas de Marco Ruben y Fatu Broun hay que ver cuanto peso específico tendrá dentro del plantel. para ser un líder positivo no sólo hay que jugar bien al fútbol sino también manejarse con respeto y claridad con los compañeros.

Emiliano Vecchio se fue de boca la semana pasada y no fue el líder que Central necesitaba en este partido.

¿Hay salida a esta crisis?

Claro que la hay. Lo primero que deben tener en cuenta todos los involucrados es que la Primera Nacional está muy cerca. Para que ello no suceda hay que tomar decisiones ahora y no dentro de un año. Porque cuando vuelvan los descensos agarrate Catalina, el Canalla la tendrá bien fea. El Kily deberá demostrar en los próximos cinco partidos que es un DT idóneo para Rosario Central. Todo eso conlleva a rescindir contratos con jugadores que no rindieron (Central es un club y no una sociedad de fomento) y a aprender a manejar al plantel. Y digo solamente cinco partidos porque después ya será tarde para hacer las correcciones necesarias.

Y para los dirigentes vale la misma aclaración. Siempre deberían tener presente el ejemplo de Horacio Usandizaga que no puede salir a la calle once años después del descenso. El hincha está cansado de las mentiras y las falsas promesas. Rosario Central debe acostumbrarse nuevamente a pelear campeonatos y no a evitar el descenso. Porque si el Canalla desciende Rosario no será un lugar encantador para vivir para los responsables. Aunque sea que actúen por sentido de supervivencia pero que hagan algo de manera urgente porque así la Primera Nacional espera a Central con los brazos abiertos…

Fotos: gentileza Copa Argentina y Prensa Rosario Central.

Gonzalo Ferrer

Periodista tucumano viviendo en Rosario. D10S, Ferrari, Queen, el Pato, el Matador y Su Majestad en el orden que quieras. Rock, mucho rock.

También te podría gustar...

3 Respuestas

  1. miércoles 10 febrero 2021

    […] que existe el Canalla. Si no se hubiese ido por la puerta de atrás hasta aplaudiría su llegada. Los problemas de la defensa del equipo del Kily González son tantos que fueron a buscar la solución más controvertida. Hay […]

  2. viernes 12 febrero 2021

    […] para regalar un encuentro de esta naturaleza tal como le sucedió al entrenador de Rosario Central frente al también humilde Boca Unidos de Corrientes por esta misma instancia de la Copa Argentina. La predisposición y la seriedad con que salió a […]

  3. miércoles 17 febrero 2021

    […] rosarino. La Kilyneta es aún un proyecto pero los refuerzos ayudaron a levantar la imagen respecto al último papelonazo enxzd la Copa Argentina ante Boca Unidos de […]

Dejá tu comentario...