Los Pumas: el rugido se escuchó más fuerte que nunca

El seleccionado argentino de rugby tuvo un 2020 con poca competencia ya que esta se redujo solamente al Tri Nations. Y allí tuvieron una actuación convincente durante todo el certamen. Nada de tweets raros ni redes sociales, acá voy a analizar un 2020 inolvidable para Los Pumas. El acierto de incorporar a Michael Cheika. El scrum, el line y el tackle tuvieron grandes mejoras.

Luego del totalmente olvidable mundial 2019 jugado en Japón a muchos periodistas y aficionados al rugby nos atravesaba un escalofrío de solo pensar en lo que les iba a deparar un inexplicable e inesperado 2020 que por suerte ya se fue (chau, gracias por todo, no te vamos a extrañar) a Los Pumas. Pero pandemia de Covid-19 mediante se alteraron todos los planes y calendarios para recién pasar a jugar desde mediados de noviembre el Rugby Championship. Claro que la deserción de Sudáfrica, último campeón mundial, debido a la pandemia ya que ésta no le daba tiempo para realizar una preparación adecuada.

La paupérrima imagen que Los Pumas dejaron en el mundial 2019 abría demasiados interrogantes respecto al futuro del seleccionado argentino. Pero la dirigencia de la UAR se movió bien teniendo en cuenta el contexto extraordinario en que vivimos el pasado y contrató a un asesor de lujo: el australiano Michael Cheika y además recuperó como mánager al Tano Marcelo Loffreda. Dos incorporaciones de lujo, así de simple.

Los Pumas consiguieron dos empates seguidos frente a Australia.

Michael sabe como jugarles

La lllegada de Michael Cheika al staff de Los Pumas como asesor externo antes del comienzo del Tri Nations fue la gran noticia del 2020 para el rugby argentino. Y la pongo en un pie de igualdad con el arribo de Alex Wyllie tras el despido de Alejandro Petra (uno de los mentores del éxito de Tucumán a nivel de seleccionados provinciales junto a Luis Cacho Castillo y Manolo Galindo) en los 90 que culminó con el inolvidable mundial 1999 (Los Pumas terminaron quintos) que hizo ingresar definitivamente al rugby argentino en la élite mundial. Antes de eso Los Pumas eran eternas promesas y grandes decepciones.

El ex coach aussie tiene su propio método de trabajo y una mente lo suficientemente clara como para dar un paso adelante en la evolución del juego. Y además sabe cómo jugarle a las potencias de igual a igual por el simple hecho de haber entrenado a una durante cinco años. Recordemos que en su paso por los Wallabies Mario Ledesma fue uno de sus asistentes. De allí se facilitó su llegada al seleccionado argentino como asesor externo.

El cambio se notó enseguida. Juego más decidido tanto en defensa como en ataque, mayor enjundia e inteligencia para defender, se controlaron las indisciplinas bastante bien si tenemos en cuenta que antes Los Pumas no hacían menos de doce-quince penales por partido y aprendieron como lastimar tanto a Nueva Zelanda como a Australia de manera efectiva y a resistir en los momentos difíciles. ¿Antes no sabían resistir? Lo sabían pero les hacía falta una mirada desde afuera para corregir y mejorar. Por todo eso es que la incorporación de Michael Cheika es un golazo de media cancha.

La incorporación de Michael Cheika fue un gran acierto por parte de la UAR.

Vamos a jugar

Parte del plantel de Los Pumas salió de Buenos Aires en setiembre, hizo escala en Montevideo y una pequeña pretemporada hasta llegar a Australia para cumplir con una estricta cuarentena mientras se preparaba para el comienzo del torneo. Allí se sumaron los jugadores venidos de Europa. Y luego de unos cuantos entrenamientos llegó la hora del debut ante los poderosos All Blacks que jamás habían podido vencer.

Y ese día jugaron uno de los mejores partidos de la historia del seleccionado nacional. En Parramatta se ejecutó a la perfección todo lo planeado: tackle a destajo, pescar pelotas, enlentecer el juego y animarse a jugar. El line y el scrum funcionaron de maravillas. Esta victoria por 25-15 ante los Men in black va derechito al podio de las mejores que obtuvieron Los Pumas. Quedó a la par de los partidos ganados a Australia en el 83 en Brisbane, Francia en el 92 en Nantes, Irlanda por el mundial 99, el triunfo ante Inglaterra en Twickenham y ambos encuentros con Francia en el mundial 2007.

Luego vino el encuentro frente a Australia donde el desgaste físico y psicológico del encuentro frente a los All Blacks pasó factura pero pudieron rescatar un empate en 15. Ese partido fue muy sufrido para los chicos ya que debieron correr siempre de atrás hasta que los ingresos de Mayco Vivas y Facundo Vivas revitalizó al equipo. Hasta ese momento no les había salido nada de lo pensado previamente y casi lo terminan ganando al partido.

Y un triunfo histórico ante los All Blacks.

La polémica por Diego y otro empate

En el medio de la competencia nos dejó Diego Armando Maradona y se armó un lío del demonio por el homenaje. En cuanto al juego fue un partido muy malo por parte de nuestro seleccionado y no hubo un solo punto por rescatar. Los Pumas fueron vapuleados desde el Haka hasta el pitazo final del árbitro ochenta minutos más tarde. Fue paliza por 38-0.

El segundo encuentro frente a los Wallabies terminó en un empate en 16 puntos. La particularidad es que ese partido se jugó bajo un diluvio lo cual hizo que la pelota pareciera un jabón por la forma en que resbalaba en las manos de los jugadores de ambos equipos y que Los Pumas pudieron sostener el resultado para finalizar segundos en este inédito Tri Nations 2020 que se jugó en una sola sede, Australia.

Nicolás Sánchez fue el goleador del torneo. Además le marcó un try inolvidable a los All Blacks de ¡15 fases!, una hermosura.

Un buen punto de partida

Ya se sorteó el mundial 2023 donde la Argentina compartirá grupo con Inglaterra y Japón como los rivales más fuertes. Y si se profundiza la idea de juego que vimos en el 2020 se puede clasificar sin problemas a las instancias finales. Hay recambio, se consolidaron muchos jóvenes y se mejoraron aspectos como el tackle (no por la intención sino por la efectividad), el scrum y el line que antes eran cuestionados en mayor o menor medida. Todo eso significa un gran avance. Ahora solamente queda seguir trabajando muy duro para seguir progresando. Y claro que estos chicos pueden hacerlo, son Pumas y no se achican nunca.

Fotos: gentileza Prensa UAR.

Gonzalo Ferrer

Periodista tucumano viviendo en Rosario. D10S, Ferrari, Queen, el Pato, el Matador y Su Majestad en el orden que quieras. Rock, mucho rock.

También te podría gustar...

Dejá tu comentario...