Newell’s Old Boys: es hora de dejar las dudas de lado

El equipo del Parque Independencia arranca una nueva ilusión luego del fracaso en la Copa Diego Maradona. Frank Darío Kudelka debe reequilibrar al plantel ya que tiene muchos jugadores (los más emblemáticos) que pasaron largamente la barrera de los 30 años. Tiene calidad pero con un alto promedio de edad. La llegada de Yonathan Cabral es para tratar de reemplazar a Cristian Lema.

Newell’s Old Boys comenzará una nueva aventura en la Copa de la Liga Profesional luego del sabor amargo que le dejó la Copa Diego Maradona cuando las intenciones tanto del cuerpo técnico como de los jugadores, los dirigentes y los hinchas era pelear el torneo. Por diferentes razones no pudo ser y ahora dispone de una nueva oportunidad al respecto. El principal desafío que tiene el equipo dirigido por Frank Darío Kudelka es dosificar sus esfuerzos de manera inteligente. Sus mejores jugadores pasaron largamente los treinta años y eso hace que haya que dosificar su participación dentro de los partidos. La nueva regla de los cinco cambios puede ayudar en esa tarea. Pero lo primordial es levantar el nivel futbolístico del team. Porque su principal falencia en la Copa Diego Maradona fue la falta de juego.

Las llegadas de Yonathan Cabral y de Franco Escobar son para apuntalar al sistema defensivo del equipo. La Lepra nunca se pudo recuperar de la partida de Cristian Lema en ese apartado. Allí perdió toda la solidez que la defensa había mostrado en la ya lejanísima Superliga 19-20. Esa falta de firmeza en la última línea terminó condicionando y condenando al resto del equipo. Y es hora de dejar las dudas de lado y volver a ser protagonistas.

Frank Darío Kudelka debe reordenar a su equipo, suplir algunas bajas y ser competitivos nuevamente.

Un breve repaso

Las expectativas de todo el mundo Newell’s Old Boys en la previa de la Copa Diego Maradona eran muy grandes debido a como había terminado en el campeonato anterior y al parate obligado que sufrió nuestro fútbol en marzo por el Covid-19 pero éstas fueron menguando conforme avanzaba el torneo para Newell’s Old Boys y el dolor del final estuvo un tanto amortiguado por las faltas de respuestas que se vieron dentro de la cancha. Y las causas de dicho fracaso fueron múltiples y variadas pero la falta de juego asociado, la edad de algunos jugadores muy determinantes y un fixture que no lo ayudó para nada fueron las principales razones.

Y acá no se trata de tirarle alegremente toda la responsabilidad al destino o a la suerte pero cuando te toca la zona más difícil y pareja todo se hace cuesta arriba. Comparando con la zona de Rosario Central, al Canaya le tocó en principio una zona menos complicada ya que nadie se imaginaba que Banfield iba a realizar semejante campaña. Ni Javier Sanguinetti se imaginaba algo así. Y para Newell’s Old Boys competir contra Boca y Talleres (junto al Taladro fueron los tres mejores equipos del campeonato) en la misma zona no era nada fácil. Luego se terminó manchando en la última fecha de la Fase Complementación y no clasificó al partido decisivo frente a Rosario Central.

Maxi Rodríguez es fundamental para la recuperación de Ñuls.

Los tres mosqueteros

Asi podemos llamar al inoxidable Maxi Rodríguez, a Pablo Pérez y a Nacho Scocco. Aunque Fernando Belluschi y Mauro Formica también se pueden sumar a esta lista. Porque todos tienen un gran peso específico en la historia grande y reciente de Newell’s Old Boys. Si ellos cinco andan bien y el resto del equipo acompaña podremos hablar de una buena campaña del equipo del Parque Independencia.

No te hagas demasiadas ilusiones de verlos a todo juntos dentro de la cancha si sos hincha de La Lepra. Hacerlo sería una gran ventaja desde lo físico para los rivales. Por eso creo que Kudelka los utilizará escalonadamente salvo algún requerimiento muy puntual porque sería casi catastrófico para el equipo y sus aspiraciones.

Pablo Pérez aporta jerarquía y vehemencia al mediocampo leproso.

¡A jugar!

Llegó el momento de salir a la cancha y Newell’s Old Boys ya tiene algunos problemitas para armar al equipo. Santiago Gentiletti será operado de una sinovitis en una de sus rodillas y se perderá varios encuentros. Frank Kudelka debe rearmar la zaga y el partido con Vélez será una buena medida para saber donde está parado. Ya es hora que La Lepra muestre más de lo que insinúa. ¿Estará a la altura?

Fotos: gentileza Prensa Newell’s Old Boys.

Gonzalo Ferrer

Periodista tucumano viviendo en Rosario. D10S, Ferrari, Queen, el Pato, el Matador y Su Majestad en el orden que quieras. Rock, mucho rock.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. lunes 15 febrero 2021

    […] y de ejecución. Además de una lectura equivocada del desarrollo del encuentro, of course. Vivir en ese limbo de dudas es dañino para la salud futbolística de cualquier equipo. Porque no se decide a erradicarlas de […]

Dejá tu comentario...