La Kilyneta apareció en todo su esplendor

Rosario Central debutó en la Copa de la Liga con un buen triunfo ante Argentinos Juniors por 2-1. Luca Martínez Dupuy y Lucas Gamba anotaron para el Canalla mientras que descontó Juan Román Pucheta para el Bicho. Buenas actuaciones individuales, una defensa bastante segura y picardía arriba fueron sus puntos fuertes. Igualmente hay puntos a mejorar.

El equipo de Cristian González hizo su presentación en la Copa de la Liga. Y mejor no pudo irle porque ganó y fue sólido ante un rival medianamente calificado (jugó la Fase Campeonato de la Copa Diego Maradona y estuvo a un gol de llegar a la final) en un contexto muy difícil para el equipo rosarino. La Kilyneta es aún un proyecto pero los refuerzos ayudaron a levantar la imagen respecto al último papelonazo en la Copa Argentina ante Boca Unidos de Corrientes.

Si profundizamos el análisis veremos que el resultado fue amarrete en cuanto a la diferencia obtenida. Central no mereció sufrir de ese modo en el último tramo del match pero una máxima del fóbal reza que los partidos duran noventa y cinco minutos. El resto del encuentro fue todo a gusto y piacere de la Acadé. Y hace un tiempo bastante largo que no se veía un dominio tan nítido por parte de Rosario Central. No es que lo metió contra el arco a Argentinos Juniors sino que siempre se jugó como el Canalla lo quiso. Ahora viene una prueba fundamental y peligrosa: un golpeado River Plate (perdió 2-1 con Estudiantes de La Plata) en el reestreno del Monumental.

Fatura Broun tuvo una buena tarde. Ordenó a la defensa y gritó siempre a sus compañeros.

Un primer tiempo a toda orquesta

Salieron con los apuntes bajo el brazo para estudiarse mutuamente. Y en esos quince minutos Argentinos tuvo un par de cabezazos de Carlos Quintana que no tuvieron mayores consecuencias porque el defensor cabeceó realmente mal. Y en ambos caso el encargado de la marca era Joaquín Laso. La pelota empezó a ser patrimonio casi exclusivo de La Kilyneta cuando Diego Zabala por derecha logró hacer pie junto a Lucas Gamba por izquierda y el juego se volvió más fluido con la sensibilidad del pie derecho de Emiliano Vecchio.

Claro que Fabián Rinaudo y Rodrigo Villagra hicieron todo bien en la contención para darle tranquilidad a sus compañeros. Y Gastón Ávila mostró clase, solvencia y prestancia en la zaga. Las dudas sobre su vuelta a Rosario Central eran por cuestiones extrafutbolísticas y no por lo que pudiera aportar dentro del campo de juego. En todos ellos se basó la superioridad futbolística de La Kilyneta. Argentinos Juniors retrocedió demasiado (Gabriel Milito solamente dirige por haber sido un extraordinario futbolista) por motu propio y Central se aprovechó de eso.

Luca Martínez Dupuy le dedica su primer gol en primera a su abuela fallecida hace unas semanas atrás.

¿Qué vio Andrés Merlos?

Argentinos Juniors dejó de visitar las cercanías del arco custodiado por Jorge Broun y el trámite invitaba a buscar el desequilibrio rápidamente para evitar cualquier atisbo de reacción por parte de la visita. Y así llegaron los goles. Pero antes hubo una jugada que marcaría el rumbo del doparti. Honestamente no tengo la más puta idea como hará Andrés Merlos para justificar su accionar en el informe post partido que el árbitro debe elevar a la AFA.

Emiliano Vecchio recupera una pelota cerca del área del área visitante y encara hacia el arco de Lucas Chaves y este, al ver que el 10 del Canalla lo superaba (la pelota ya había pasado y Emiliano se iba hacia el arco vacío para abrir el marcador) lo taló en la medialuna. Era tiro libre y expulsión pero Merlos le rindió un nuevo homenaje a Pancho Lamolina y dijo siga siga. Y acá no se puede hablar de una equivocación por parte del árbitro…

Unos segundos más tarde vino la imperdible charla, de muy mal gusto por cierto, entre el árbitro Andrés Merlos (bastante botonazo), Fatura Broun (el único ubicado) y Emiliano Vecchio (muy enojado porque lo perjudicaron a él y al equipo) en el área de Rosario Central.

Emiliano Vecchio fue el conductor del equipo y tuvo un fuerte intercambio de palabras con el árbitro Andrés Merlos.

Y llegaron los goles

Desborde de Facundo Almada que llega a la raya y tira el centro, Diego Zabala la desvía en el camino y Luca Martínez Dupuy le rompe el arco a Lucas Chaves para poner el más que merecido 1-0 para La Kilyneta. Este gol tuvo una importancia tremenda ya que llegó sobre el final de la primera etapa y Central había sido el claro dominador del encuentro pero no podía traducirlo en la red.

Apenas dos minutos más tarde Rodrigo Villagra recupera la pelota y se disfraza de fantasista para meterle un milimétrico pase a Lucas Gamba que define cruzado ante la desesperada salida de Lucas Chaves. 2-0 y el carnaval era Canalla. Este gol suponía un golpe de nocaut para el equipo de La Paternal pero Rosario Central terminaría sufriendo sin ningún tipo de necesidad. Mejor vamos al descanso

Lucas Gamba festeja su gol, el segundo de Central.

Casi lo paga carísimo

La segunda parte fue un mix de cosas que terminaron perjudicando de manera directa e indirecta a la Acadé. Se fundió físicamente debido al intenso trajín de la primera etapa. Esto es algo lógico ya que fue el primer partido oficial tras la pretemporada. No aprovechó sus chances. Tuvo ocasiones de poner el 3-0 y no aprovechó ninguna, la definición es un tema a seguir trabajando en Arroyo Seco. La incorporación de Marco Ruben (no jugó porque se está poniendo a punto) puede solucionar muchos inconvenientes en este aspecto. Se relajó demasiado y el toque profundo pasó a ser fulbito intrascendente.

El gol de Argentinos Juniors es prueba de ello. Lateral de Kevin Mac Allister que viaja al área, Joaquín Laso que se sorprende y demuestra menos manejo del balón que un Transformer y el rebote le queda a Juan Román Pucheta para cruzarle la bocha al segundo palo a Fatu y poner el 2-1. Con ese gol llegaron diez minutos de sufrimientos ante este insípido Argentinos Juniors. Por suerte para Central no se le cayó una idea al equipo de Gaby Milito para empatarlo. Son cosas que se pueden corregir antes de meterse en problemas serios y que terminen afectando al funcionamiento del equipo.

Gastón Ávila tuvo un debut por demás interesante en Rosario Central.

Se viene River

La victoria de La Kilyneta fue inobjetable pero habrá poco tiempo para disfrutarla ya que ahora la espera River Plate en el reestreno del Monumental. Está más que claro, y hay muchas esperanzas en los hinchas que así sea, que la incorporación de Marco Ruben le dará un salto de calidad al plantel. El mayor desafío para el Kily y el cuerpo técnico es que esta puesta en escena sea sostenida en el tiempo. Porque si logra eso habrá dado un paso fundamental para ser un técnico acorde a la historia de Central y para tener un equipo que sea ganador y difícil para sus rivales. ¿Podrá? Eso está por verse…

Fotos gentileza Prensa Rosario Central.

Gonzalo Ferrer

Periodista tucumano viviendo en Rosario. D10S, Ferrari, Queen, el Pato, el Matador y Su Majestad en el orden que quieras. Rock, mucho rock.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. lunes 22 febrero 2021

    […] de la victoria que Rosario Central obtuvo contra Argentinos Juniors en la fecha pasada todos pensábamos que esta vez el Canalla iba a pisar el […]

Dejá tu comentario...