Leopoldo Jacinto Luque, gracias por todo Pulpo querido

Nos dejó Leopoldo Jacinto Luque, el Pulpo para quienes amamos el fútbol y tuvimos la inmensa suerte de verlo jugar. Fue un tremendo centrodelantero que salió campeón del mundo con Argentina en 1978. También brilló en River Plate y en Unión de Santa Fe. No pudo superar el Covid-19 y falleció en Mendoza.

Son años difíciles para quienes crecimos en los años setenta y ochenta porque toda la gente que nos marcó de un modo u otro en diversas disciplinas se están despidiendo de nosotros. Claro, el tiempo pasa para todos aunque no nos demos cuenta. Y la imagen que aún tengo fresca de Leopoldo Jacinto Luque es con la camiseta de la Selección Argentina en el mundial 1978 y en el fabuloso River de Angelito Labruna. Lo vi jugar en River muchas veces entre 1976 y 1981 y siempre me pareció un 9 de los que me gustan: guapo, inteligente para fabricar espacios, algún atisbo de habilidad y una puntería tremenda para romper redes rivales.

Su imagen en el partido con Francia en el mundial jugado en nuestro país cuando se luxa el codo es inolvidable. Esa mañana había fallecido en un accidente automovilístico su hermano pero no le avisaron para que pueda jugar. Doble desgracia en apenas unas horas. Pero el Pulpo se rehízo ya que sólo faltó en los partidos frente a Italia y Polonia y cuando volvió marcó el gol de la clasificación a la final frente a Perú.

En la cancha de Rosario Central, su primer club en primera.

Sus últimos años lo encontraron viviendo en Mendoza, su lugar en el mundo, totalmente alejado de los flashes de la prensa de Buenos Aires. Nos dejó un gladiador, un peleador, un tipo al que la vida le puso muchas zancadillas y él siempre supo recuperarse. ¡Gracias por todo Pulpo! Descansa en paz.

Fotos: gentileza Prensa Rosario Central.

Gonzalo Ferrer

Periodista tucumano viviendo en Rosario. D10S, Ferrari, Queen, el Pato, el Matador y Su Majestad en el orden que quieras. Rock, mucho rock.

También te podría gustar...

Dejá tu comentario...