A calmarse Toto.

El día después del épico triunfo de Charles Leclerc en su primera presentación en Monza (https://deportesdesdemioptica.blogspot.com/2019/09/que-paso-se-corrio-el-gran-premio-de.htmlcorriendo para Ferrari, los integrantes del equipo Mercedes, a través de su jefe Toto Wolff y de su piloto estrella Lewis Hamilton, salieron a cuestionar el resultado por el hecho que el monegasco no recibió una segunda bandera negra y blanca con la cual automáticamente tenía una sanción que le hubiese hecho perder la carrera para decepción de los tifosi. Recordemos que en una maniobra muy discutible en Canadá este año (Hamilton no solamente maneja fantásticamente bien sino que sabe llorar como pocos para obtener ventajas) le aplicaron cinco segundos extras a Sebastian Vettel y le regalaron la carrera al piloto inglés de Mercedes. En el caso de la primer bandera (esto sería como una tarjeta amarilla en el fútbol) para Leclerc, la Dirección de Carrera, por medio de su jefe, Michael Masi, aduce que Charles lo toca a Hamilton porque se mueve cuando frena y no deja el espacio para que pase un coche en la variante della Roggia y la segunda sanción (para el equipo Mercedes, obviamente) sería porque siguió de largo en la chicana y al volver a la pista le sacó unas décimas más de ventajas al inglés. Tal vez quieran correr solos, tal vez quieran que los fallos siempre los favorezcan a ellos o tal vez pretenden ganar desde un escritorio. En realidad deberían aceptar que estos dos últimos fines de semana los autos rosso corsa fueron superiores a los Mercedes y que en el Gran Premio de Singapur es muy posible que las flechas de plata vuelvan a la normalidad porque el circuito de Marina Bay los favorece enormemente y penaliza a las Ferrari salvo que Mattia Binotto haya encontrado alguna solución que desconocemos. Mercedes es un gran equipo y las poco felices declaraciones de sus integrantes (Toto dijo que si aplicaban una sanción a Leclerc se deberían haber ido con escolta policial de Monza mientras que Halmiton pidió que los comisarios sean consistentes con sus fallos) no ayudan en nada a esto. Si quieren otro deporte donde no haya roces o toques, lo pueden encontrar con una red de por medio y ser felices así. Simplemente fueron dos situaciones de carrera que no se pudieron evitar y en todo caso, Mercedes debería analizar junto a Pirelli porqué las gomas medias perdieron rendimiento frente a los neumáticos duros de Charles.