Chau Australia, hasta pronto…

Efecto coronavirus: primero McLaren se retiró del Gran Premio por el contagio de un integrante del equipo mientras que los pilotos, a través de Sebastian Vettel, dudaban si correr o no el próximo fin de semana, Kimi se mostró indignado y Lewis Hamilton fue contundente ya que afirmó que solamente importa el dinero y para completar el combo la carrera fue suspendida.

La temporada 2020 estaba a punto de comenzar con el Gran Premio de Australia a correrse en el circuito callejero de Albert Park de Melbourne pero una serie de hechos vinculados al COVID-19 (coronavirus) precipitaron la suspensión de la carrera. Primero se conoció un positivo dentro del equipo McLaren y por ello decidieron retirarse de la competencia, luego hablaron Lewis Hamilton, Sebastian Vettel y Kimi Raikkonen (ellos tres son los pesos pesados de la categoría en la actualidad) quienes pusieron en duda el comienzo de la temporada y Lewis fue un poco más allá con su frase que lo único que importa es el dinero. Y unas horas después primó la sensatez y luego de un tira y afloje importante entre los popes de Liberty Media y la autoridades del Gran Premio que duró hasta dos horas antes de los entrenamientos libres del viernes. Ahora hay que buscar una eventual reprogramación y analizar los acontecimientos para determinar en que momento comenzará la temporada 2020 de nuestra amada categoría.

Foto: gentileza Mercedes AMG F1

Gonzalo Ferrer

Periodista, ex rugbier. D10S, Ferrari, Queen y Su Majestad en ese orden. Rock, literatura, cine. Entusiasta de casi todo deporte que se juegue con una pelota. Nieto de quien armó el plan para ganar México 86.