Con este calor no se puede jugar…

En pleno mes de enero no se puede jugar ningún deporte antes de las 19:30 horas ya que el riesgo de un golpe de calor es altísimo. Más allá de los estudios médicos se debería rever esta medida.

La Argentina está sufriendo una tremenda ola de calor casi intolerable con elevadas sensaciones térmicas por arriba de los 35 grados en las principales ciudades de nuestro país. Mientras jugaban Arsenal y Newells se les veía en el rostro a los jugadores de ambas instituciones lo extenuados que estaban y luego del empate de Maxi Rodríguez de penal jugaron un rato más pero al promediar el segundo tiempo estaban fundidos los dos conjuntos y se dedicaron a dejar que el tiempo corra ya que no tenían argumentos físicos para desequilibrar. El deporte de alta competencia también tiene sus riesgos y los protagonistas a veces dejan oir su voz como sucedió, por ejemplo, en el mundial de México 86 (acá te dejo una serie de notas sobre mi abuelo: parte 1, parte 2, parte 3 y apostillas) cuando Diego Maradona y muchas otras figuras de aquel entonces consiguieron que para los próximos mundiales no se juegue bajo el rayo del sol del mediodía. Personalmente detesto el calor, es así de simple pero nunca pude escapar de él salvo cuando viví en Mar del Plata en 1977-78 y en Salsipuedes, Córdoba entre 1979 y 1981. Fueron los dos únicos lugares donde no viví atormentado por el mismo mientras que el resto de mi vida lo padecí de manera exponencial y ya me siento en condiciones de afirmar que somos enemigos íntimos como se titula el disco de los geniales Rodolfo Fito Páez & Joaquín Sabina. Bajo el calor tucumano tuve alegrías, decepciones, laburo, asados, risas, citas románticas, estudios y de yapa practiqué varios deportes principalmente rugby, fútbol, pádel y fútbol 5. En Tucumán existe una ley del Siprosa (Sistema Provincial de salud) que directamente prohibe los espectáculos deportivos antes de determinado horario por el riesgo de un golpe de calor. ¿Qué es exactamente un golpe de calor? Puesto en criollo digamos que es el sobrecalentamiento del cuerpo debido a altas temperaturas o a un exceso de ejercicio físico y no debe confundirse con una insolación ya que esta es consecuencia de estar bajo el rayo del sol directamente pero con partidos programados a partir de las 17:35 ya sería más difícil que se presente algún caso mientras que el golpe de calor es más fácil que ocurra. Pensando también en la gente que concurre a los diferentes estadios de nuestro país es que deberían retrasar los horarios de comienzo de los encuentros dos horas más y que la fecha se juegue de viernes a domingo con dos partidos a las 19:45 y otros dos a las 21:45 de viernes a domingo para que una actividad placentera como ir a la cancha no se transforme en un infierno por la ola de calor imperante en este momento. Esta medida solamente abarcaría al mes de febrero y debería ser efectiva desde el 1 de noviembre al 28 de febrero así no tenemos que lamentar nada malo. Debe haber montones de estudios hechos al respecto y ya es hora de pensar en los protagonistas y en los asistentes a cualquier estadio del país. Entiendo que reprogramar una fecha de un día para otro es difícil pero aquí deberían hacer una excepción y retrasar el horario de los encuentros correspondientes a la fecha 18 entre Independiente-Rosario Central y River-Central Córdoba ya que se jugarán el sábado 1 y domingo 2 de febrero respectivamente desde las 17:35. Ojalá reconsideren estas cosas para cuidar más a los jugadores y al público asistente a los estadios de nuestro país.



Foto: gentileza Facebook Newells Old Boys