Descenso al infierno.

Pasó una fecha más de nuestro apasionante campeonato y la zona baja de la tabla de promedios está que arde ya que Gimnasia parece condenado a descender junto a Patronato y el último pasaje se lo disputan Aldosivi, Colón y Central Córdoba mientras que los equipos rosarinos están virtualmente salvados.

La Superliga 19-20 no detiene su marcha ya que más allá de la pelea por el título entre River y Boca los hechos van aclarando el panorama sobre la apasionante lucha entre los equipos que van a dirimir los tres descensos en disputa ya que hay varios postulantes, algunos más firmes (Gimnasia y Colón), otros que sin jugar mal no pueden despegar (Aldosivi, Patronato y en menor medida Central Córdoba) y en el último grupo están quienes lograron alejarse como Argentinos Juniors, Rosario Central, Estudiantes, Lanús, Newells Old Boys y Banfield quienes tienen más aire pero que no deben tener una recaída porque inevitablemente los meterá en esa conversación nuevamente.

Y comenzaremos analizando al principal candidato (cada vez tiene menos margen de error) que es el Gimnasia de Maradona porque que de acuerdo a los números que se ven desde que asumió Diego ganó 4, empató 4 y perdió 7 encuentros y de seguir así, al lobo lo espera irremediablemente la Primera Nacional ya que la distancia en puntos es cada vez mayor y las proyecciones no ayudan en ese sentido. Está a cinco puntos de Patronato, a nueve de Colón y a 16 de Newells y Banfield. No pongo en esta comparación a Aldosivi y a Central Córdoba ya que si se produce una catástrofe y descienden estos dos clubes, el equipo mens sana los acompaña en su aventura de hacer turismo por todo nuestro vasto territorio. Son muchos puntos de ventaja y encima juega muy mal. El fin de semana pasado mostró una falta de carácter alarmante para torcer el desarrollo del encuentro frente al canalla en Rosario ya que con muy poco el local logró que el tripero no inquiete nunca a Jeremías Ledesma. Y si un equipo no hace goles será muy difícil que se salve…

Seguimos con Patronato, un club que conocimos primero, allá lejos y hace tiempo, por los viejos campeonatos nacionales y luego por los mil quinientos nombres que tuvo la Primera Nacional (el más popular y mejor sigue siendo Nacional B) pero que se asentó en primera desde el 2016 hasta la fecha con un sacrificio enorme para mantener la plaza. En las dos últimas jornadas viene de empatarle a Gimnasia en la Plata 1-1 a falta de cinco minutos para el final en un encuentro donde todo se le hizo cuesta arriba mientras que el fin de semana pasado le ganó a Unión 1-0y estiró su ventaja respecto a Gimnasia y ahora va por Colón que le lleva cuatro unidades que pueden ser descontadas rápidamente porque el nivel de juego que vienen demostrando los entrerrianos es muy superior al del sabalero que viene en caída libre.

El caso de Colón es para un psicólogo porque que tiene un buen equipo pero Diego Osella (sustituyó a Pablo Lavallén) no le encuentra la vuelta ya que arrastra una campaña floja (2017/18 con 41 puntos) y dos paupérrimas (2018/19 con 23 puntos y la actual con 18) que más temprano que tarde lo depositará en la Primera Nacional. Su performance actual es más que preocupante ya que arrastra doce derrotas, tres empates y cinco victorias, lo cual es claramente una campaña de descenso pero su talón de Aquiles radica en el pésimo nivel de juego demostrado a lo largo del torneo y eso es la raíz de todos los males ya que el sabalero junto a Gimnasia y Godoy Cruz son los peores equipos del campeonato. Preocupante ya que no se ve que esta caída esté por detenerse.

Aldosivi lentamente se está recuperando en este 2020 en el que consiguió siete puntos que lo sacaron de laa zona de descenso (no olvidemos que divide por dos temporadas) y ya les ganó a Lanús y a Huraacáan mientras que empató con Vélez para tratar de salir airoso en esta lucha. Lo mejor que mostró el conjunto marplatense es un saluble nivel de juego que lo hace soñar con salvar la categoría. ¿Podrá? Está todo en sus manos…

Cerramos esta lista con Central Córdoba de Santiago del Estero que si bien divide por una sola campaña los argumentos que tiene para salvarse en su primer año en primero son otros como la rápida adaptación que tuvo a la categoría, el ojo clínico de su entrenador, el Sapito Gustavo Coleoni para reforzar rápido al plantel y darle una identidad de juego y el no ser timorato en todas las canchas en que jugó lo llevaron a obtener una buena cantidad de puntos que si sigue en este ritmo (el partido con Boca no cuenta por ahora…) lo pondrán a salvo en poco tiempo más.

Quedan para dividir tres partidos por la Superliga y a estos los cuales se le agregan los once de la Copa de la Superliga, son catorce encuentros (parece un montón pero no lo es) en los cuales los equipos más afectados tendrán que encontrar la tan ansiada y esquiva regularidad, el resto es cotillón porque quien no lo logre inevitablemente descenderá.

Foto: gentileza Gimnasia y Esgrima La Plata

Gonzalo Ferrer

Periodista, ex rugbier. D10S, Ferrari, Queen y Su Majestad en ese orden. Rock, literatura, cine. Entusiasta de casi todo deporte que se juegue con una pelota. Nieto de quien armó el plan para ganar México 86.