El análisis de la séptima fecha de la Superliga.

Se jugó este fin de semana pasado una nueva fecha de la Superliga 2019-20, la séptima, en la cual hubo partidos muy interesantes e importantes para las dos tablas, siendo los encuentros más importantes San Lorenzo-Boca, Vélez-River y Talleres-Gimnasia. Transcurrido casi un treinta por ciento del campeonato ya se van viendo tendencias claras entre los equipos que suben, los que bajan y los que están estancados en la mediocridad. Sin dudas los grandes ganadores de la fecha fueron Boca, Talleres, Argentinos Juniors, Lanús y Newells. Los dos primeros por sus victorias que les permitieron seguir en lo más alto de la tabla de posiciones (Boca, líder e invicto y Talleres segundo jugando a un gran nivel) y los otros tres equipos, además de estar en posiciones expectantes en el torneo, porque comenzaron a dejar atrás el flagelo del promedio con juego, orden y astucia para escalar en la tabla maldita y dejar atrás a varios equipos. 
Boca le ganó con mucha paciencia a San Lorenzo porque su entrenador le preparó una trampa táctica que el rival no supo decodificar  ya que terminó  con su mediocampo aturdido, fragmentado y sin juego ni capacidad de reacción. Triunfazo del líder que ya está en la antesala del superclásico por la semifinal de la Copa Libertadores. Pizzi tiene que recuperar el juego ahora porque si no el ciclón va a quedar relegado de la lucha por el torneo de manera temprana, ahora es el momento de tomar el toro por las astas y corregir los problemas futbolísticos.
Talleres también le ganó bien, aunque sufriendo un poco, al Gimnasia de Diego Armando Maradona que jugó su mejor partido del año pero igual se fue derrotado. El Cacique Medina se metió rápidamente en la idiosincrasia del club cordobés y su idea fue asimilada enseguida por los jugadores. DAM tiene mucho trabajo con el tripero ya que la levantada futbolística y moral la debe sostener en el tiempo para no hundirse más con los promedios (Rosario Central le lleva doce puntos de ventaja, una enormidad) y quedar condenado a jugar en la Primera Nacional.
Argentinos Juniors no deja de sorprender a propios y extraños por el rendimiento que tiene dentro de una cancha ya que sin grandes figuras está haciendo un campañón, viene invicto y jugando muy bien. Lo de Central Córdoba, si bien divide por una sola temporada, parece cosa juzgada ya que veo muy difícil que pueda sostenerse en la élite del balonpié argento si no logra ganar más seguido.
Lanús enderezó el rumbo después del baile que se comió con River en la segunda fecha del torneo, se recuperó y escaló brillantemente a los primeros lugares de la tabla y este domingo su víctima fue Colón al que derrotó sin discusiones. El sabalero está metido de lleno en la Copa Sudamericana y eso le está ocasionando muchos problemas con el descenso ya que está a solamente dos puntos de caer en él.
Newells, despacito y sin hacer ruido, se está alejando lentamente pero sin pausa de esa zona peligrosa. Si bien no juega un fútbol de alto vuelo se las ingenia para complicar a sus rivales en toda la cancha con un buen arquero, una sólida pareja de centrales, un mediocampo combativo que cuando puede sabe jugar y un Lucas Albertengo en ofensiva que está recuperando el nivel que tuvo en Atlético Rafaela. La idea de Frank Darío Kudelka prendió al toque y ya se ven los resultados y no olvidemos que aún debe el partido con Independiente por la segunda fecha mientras que los marplatenses viven arriba de un subibaja por la irregularidad demostrada hasta el momento, veremos si logran asentarse.
Rosario Central y Unión protagonizaron un lastimoso empate en la cancha del tatengue que para los rosarinos tiene gusto a poco (ya hablé acá: https://www.deportesdesdemioptica.com.ar/2019/09/que-te-esta-pasando-canalla.html) y que para Unión sólo sirve para tratar de maquillar una pésima campaña.
Racing recuperó la confianza ganando los últimos los últimos tres partidos con autoridad y algo de buen juego mientras que el arse mantiene lejos del descenso sostenido con una gran tarea.
River perdió un partido increíble con Vélez y lleno de polémicas así que no van a entrar en el análisis porque la tarea de Andrés Merlos fue deplorable para los dos equipos y tuvo una gran incidencia en el resultado.
Independiente le ganó en Tucumán a Atlético pero pese a la buena tarea ante un más que discreto decano nadie le garantiza la continuidad a Sebastián Beccacece (se dice que puede llegar a haber una secretaría técnica a cargo de Ricardo Bochini y el Rolfi Montenegro) ya que entre otras cosas se le cuestiona que no tiene el paladar negro como lo demanda la historia del club. En el decano hay rostros preocupados porque Ricardo Zielinski no logra enderezar el timón y para peor parece que Huracán va a venir decidido a llevarse al exitoso entrenador blanquiceleste.
El resto de la fecha no tuvo resultados que puedan tener incidencias en el resto de las tablas salvo por el triunfo de Banfield sobre un timorato y desabrido Godoy Cruz.





Un comentario en “El análisis de la séptima fecha de la Superliga.

Los comentarios están cerrados.