El ciruja quiere llegar a primera

IMG 20191107 120041%257E2 - El ciruja quiere llegar a primera

San Martín de Tucumán le gano a Santamarina de Tandil por 3-1 con goles de Emiliano Amor, Abel Luciatti y Lucas Diarte para seguir al tope de la zona 2 de la Primera Nacional (¿hasta cuando piensan cambiarle el nombre?) y soñar con el ascenso.

Cuando en marzo de este año se decretó el descenso de San Martín a la Primera Nacional ni el más optimista de los hinchas soñó con este presente que lo encuentra puntero de su zona con trece fechas disputadas y a seis puntos de de su inmediato perseguidor. Faltan apenas dos jornadas para que termine la primera rueda y el Santo tiene todos los boletos para terminar primero ya que le quedan dos partidos que no deberían traerle problemas paraa sumar. El conjunto tucumano ganó nueve encuentros, empató tres y perdió apenas uno solo contra sarmiento de Junín 3-1 en la ciudad bonaerense. Su andar y su juego son fluidos y  arrolladores con el inoxidable Pichi Mercier como estandarte en la mitad de la cancha, la seguridad que aporta Ignacio Arce desde el arco y que sigue con esa tremenda pareja de zagueros centrales como lo son Emiliano Amor y Abel Luciatti y culmina con Luciano Pons en la delantera. Repasemos: sus estandartes son el arquero, el 2, el 6, el 5 y el 9, tal como rezan los libros de la old scholl que jamás perderá vigencia por más que traten de disfrazar todo con nombres como falso nueve, doble pivot, interior y un largo etcétera, esa seguirá siendo la columna vertebral de un equipo
Volviendo al presente del Ciruja, la dupla técnica conformada por Favio Orsi y Sergio Gómez se puso a laburar sin respiro desde su llegada a San Miguel de Tucumán allá por mayo de este año y fueron sumando refuerzos para afrontar la ilusión de la vuelta a primera con determinación y alegría. Lograron ensamblar de entrada al equipo y hacerlo jugar como ellos pretendían y así se  fueron sucediendo los resultados en base a buen fútbol y presión constante donde Mercier maneja los hilos del mediocampo con los ojos cerrados y los demás players le hacen caso sin decir ni mu. No es poco para una institución que estaba golpeada por el descenso y que no había podido asentarse en primera (históricamente ese es su problema ya que no logra amoldarse a las exigencias de la categoría superior y termina descendiendo al final de la temporada) pese a haber ganado el clásico y tener algunos resultados alentadores. 
Hoy le quedan solamente dos partidos para completar la primera rueda e irse de vacaciones con la fe intacta: Instituto el próximo domingo en la Ciudadela y termina el año frente a Gimnasia de Mendoza como visitante. Desde este humilde blogcito celebramos de manera entusiasta que San Martín esté peleando por un lugar en primera y que pueda conseguir el objetivo.¡Felicidades ciruja y que lleguen los éxitos!