El mes que D10S bajó a la Tierra… Parte 1

Para terminar con las crónicas del mundial de México y cerrar esta historia te voy a contar como viví ese mundial hace treinta y seis años atrás ya que en ese mágico mes de junio de 1986 Diego se convirtió en una leyenda y el doctor fue reivindicado hasta por sus detractores ya que su equipo jugó un mundial brillante.

Es difícil hablar del mundial de México 86 sin hacer mención a la historia que me rodea con ese evento y que en ese momento, supongo que por mi juventud, no le di demasiada trascendencia. Conté en un sinfín de oportunidades que mi abuelo materno, el profesor doctor Bernardo Benigno Lozada, diseñó el plan para ir a jugar a la altura de México (capítulo uno, dos, tres y cuatro) sin que los jugadores se vean afectados por la misma ya que a partir de los 1900-2000 metros sobre el nivel del mar se sienten de manera notoria los efectos sobre el organismo.

En la previa al mundial Bilardo no encontraba el equipo y cada presentación del mismo era desastrosa ya sea por los partidos pésimamente jugados o por las inconductas como la de Daniel Passarella, quien le aplicó un tremendo codazo a Jean Tigana en un amistoso frente a Francia en el Parque de los Príncipes y por el cual fue inmediatamente expulsado. Su único jugador titular e indiscutido era Diego Armando Maradona que la rompía en el Nápoli y estaba a un par de meses de transformarse en leyenda aunque ni el hincha más optimista se podía imaginar algo así. Otra gran polémica de esos tiempos fue la decisión de no llevar al inmenso Pato Fillol a disputar su cuarto mundial, un error que casi nos cuesta muy caro…

Febrero, marzo, abril y mayo de 1986 fueron una tortura psicológica para el plantel y Bilardo les dijo en un momento que en las valijas solamente lleven una sábana y un traje, la sábana por si les iba mal en el mundial y se tenían que ir a vivir a Arabia Saudita (amo el espíritu ganador de Carlos Salvador) y el traje por si ganaban el mundial y volvían al país.

Era tan grande la frustración y el desconcierto que hasta el presidente Raúl Alfonsín tomó cartas en el asunto y le pidió a su secretario de deportes, el gran Rodolfo O’Reilly, ex entrenador de Los Pumas con los cuales venció a Australia en 1983 en Brisbane por 18-3 en lo que fue la mejor actuación de Los Pumas en su historia y que significó la primer victoria sobre una potencia del sur, que literalmente raje al doctor del cargo pero por suerte para nosotros Michingo lo calmó y dejó que la cosas fluyan…

El sorteo del mundial no fue muy favorable para los argentinos ya que cayeron en la zona A junto a Italia, Bulgaria y Corea del Sur. Toda la prensa especializada daba por hecho que Italia se impondría en este grupo y que Bulgaria y Argentina (en ese orden) pelearían por el segundo puesto. Sorpresas te da la vida ya que ocurrirían sucesos totalmente fuera de contexto..

D10S y el doctor se retiran de la cancha tras ganarle a Corea del Sur por 3-1 en el debut.

Para colmo de males Daniel Passarella se intoxicó con el agua mexicana y se pescó una gastroenteritis que lo sacó del mundial a horas del debut argentino en la competencia lo cual era todo un problema para el cuerpo técnico ya que el Gran Capitán era el jugador escogido para jugar de líbero en la formación titular. Las dudas con respecto a José Luis Tata Brown, su reemplazante natural, eran porque llegaba al mundial sin ritmo de competencia ya que era jugador libre…

Argentina debutó el lunes 2 de junio frente a Corea del sur en un encuentro que la selección dominó de principio a fin y en el cual los coreanos molieron a patadas a todo el equipo en general y a Diego en particular pero pese a la violencia Argentina ganó por 3-1 con dos goles de Jorge Valdano y el restante de Oscar Ruggeri.

La terna arbitral y Gaetano Scirea miran la moneda en el aire mientras Diego no le saca la vista de encima al capitán italiano. Actitud 100 % ganadora…

El partido con Italia, campeón del mundo vigente en ese momento, era una prueba que llegaba demasiado pronto y terminara como terminara iba a resultar un punto de inflexión para el seleccionado en sus aspiraciones.

La Italia de Enzo Bearzot fue menos conservadora en este mundial respecto al equipo que ganó el mundial de España 82 aunque le costó horrores hacer goles y salió dispuesta a llevarse por delante al equipo nacional pero sin la claridad necesaria para imponer su superioridad de manera manifiesta ya que el planteo argentino sorprendió un poco a los tanos y entonces repartieron por igual juego, pierna fuerte, goles y puntos.

El inaudito penal cobrado por el holandés Jan Keizer (la pelota le rebota en la mano de manera totalmente casual a Burru luego de un rechazo del Mago Garré) sirvió para que Alessandro Altobelli abra el marcador y se pueda observar si el equipo podía remontar el resultado en contra…

D10S le ganó esos centímetros necesarios a Scirea con su pierna izquierda estirada para meter un gol memorable e injustamente infravalorado.

Al ratito vino una sucesión de toques entre Batista y Giusti que alarga a Valdano y este la mete de primera al área sabiendo que entraba Diego Maradona apareado por Gaetano Scirea y saca un latigazo imposible de zurda para vencer a Giovanni Galli que quedó parado por la sorpresa del remate. Este gol es de una belleza y una plasticidad inconmensurables. Es tan bello como el segundo gol a Inglaterra o los dos a Bélgica, parece que en este mundial Diego solamente podía hacer golazos…

Luego del empate con Italia vino el definitorio partido frente a Bulgaria ya que si bien Argentina era líder del grupo un traspié en este partido los podía dejar afuera pero los temores se disiparon rápidamente ya que a los tres minutos Jorge Valdano metió un soberbio frentazo para abrir el marcador y allanar el camino a la clasificación. El resto del partido fue todo de la selección ya que dominó el juego y no pasó grandes sobresaltos hasta que faltando diez minutos llegó una corrida monumental de Diego por la izquierda y sacó un preciso centro a la carrera que Jorge Burruchaga mandó al fondo del arco entrando por el segundo palo. Clasificación asegurada y a esperar rival que terminó siendo Uruguay.

Jorge Burruchaga festeja su gol gol frente a Bulgaria que le dio la clasificación a Argentina a octavos de final.

En los tres partidos de la fase de grupos Argentina sufrió una increíble metamorfosis ya que dejó de lado sus dudas y temores para ganar con autoridad frente a Corea del sur y Bulgaria y para superar de a ratos con muy buen juego al campeón del mundo, Italia. Pero los mejores capítulos de esta historia aún estaban por escribirse…

Gonzalo Ferrer

Periodista tucumano viviendo en Rosario. D10S, Ferrari, Queen, el Pato, el Matador y Su Majestad en el orden que quieras. Rock, mucho rock.

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. viernes 17 abril 2020

    […] El mes que D10S bajó a la Tierra… Parte 1. […]

  2. viernes 24 abril 2020

    […] El mes que D10S bajó a la Tierra… Parte 1. […]