El principio de todo…

Viví el mundial 78 en tres lugares diferentes, pude ir a la cancha a ver un partido y me quedaron recuerdos imborrables en mi vida.

Voy a recordar la primer manifestación masiva de alegría en el deporte que me tocó vivir siendo un preadolescente: el mundial 78 disputado en nuestro país en un contexto del que no se tenía idea que existía así que solamente voy a dar la mirada de un chico de once años como tenía en aquel entonces y como en esos veinticinco días me pasaron cosas por demás insólitas como vivir en tres ciudades diferentes y tan disimiles entre sí.

Vale aclarar que a la mayoría (por no decir todos) de los jugadores los conocía del campeonato argentino: Fillol, Passarella, Luque, Ortíz y Alonso eran parte del River de Angelito Labruna, Kempes era mi ídolo y los únicos players que tal vez no los tenía muy presentes fueron Mario Olguín y Luis Galván pero no tenía grandes expectativas respecto a este mundial ya que me habían contado de Alemania, Holanda, Brasil e Italia como candidatos…

IMG 20200319 133413 - El principio de todo...
Tremenda atajada del Pato Fillol a Roberto Bettega. Esa noche Argentina perdió 1-0 con Italia y quedó condenada a jugar en Rosario.

Mis viejos fueron unos adelantados a su época ya que no tuvieron mejor idea que separarse en 1972 o 1973 cuando vivíamos en Funes, una localidad pegada a Rosario. María Dolores levantó la casa, regaló el perro y partió a su amado Tucumán con sus tres hijos para comenzar una nueva vida rodeada del afecto de mi bisabuela Mimima, mi tío Marcelo y su novia (mi tía Marta, una madre para mí) y el resto de la familia.

Pasaron los años, ella formó pareja nuevamente y entonces alguien decidió por nosotros en junio de 1977 que debíamos vivir con mi viejo. El problemita era que no vivíamos en la misma ciudad sino que estabámos separados por unos 1700 kilómetros de distancia ya que Carlos vivía con su nueva familia en Mar del Plata. Nos fue a buscar y luego de un viaje de una semana (hicimos un desvío por La Rioja para visitar a unos parientes) llegamos a La Feliz para instalarnos en el mismo edificio que mis abuelos tenían su departamento en la avenida Colón y Olavarría, detrás del edificio Havanna y a una cuadra de la populosa playa Bristol.

Pasó casi un año hasta que se dio la oportunidad de reencontrarnos nuevamente con la Dolores en Buenos Aires ya que estaba en la casa de mi abuelo Nano (ya te hablé de él en varias oportunidades) de visita. Ese viaje fue maravilloso porque fui al cine a ver la primer Star Wars con mi tío Coco, conocí a mi nuevo hermanito (Pablo) y pasé unos días inolvidables junto a mi abuelo para volver a hablar de fútbol y vi la cantidad enorme de entradas que le habían regalado en Adidas (era el director del centro médico para deportistas) para los partidos a disputarse en las canchas de River y Vélez Sarsfield (eran dos talonarios completos para ir a cada cancha, una locura…) y el destino me tenía guardada una sorpresa al respecto…

Vuelvo con mi hermano Patricio a Mar del Plata (en esa época viajábamos solos en bondi) y aquí comienza el mundial pero mis sorpresitas aún no habían comenzado…

El 1 de junio no hubo clases por la inauguración del mundial (¿te acordás de las entradas que te conté? Mi vieja estuvo ese día en la cancha de River…) con una linda ceremonia y un horrible empate en cero entre Alemania y Polonia. El viernes 2 de junio caminé las dieciocho cuadras diarias desde mi casa hasta la escuela Mitre y allí en vez de tener clases vimos Francia-Italia que se jugaba en el estadio Mar del Plata (aún no era el José María Minella) y que nos regaló el primer gol del mundial a los 40 segundos de partido a cargo de Bernard Lacombe tras una monumental corrida de Didier Six para asistirlo y batir al legendario Dino Zoff, luego Italia lo dio vuelta y ganó por 2-1. Vuelta a casita y a esperar el debut argentino frente a Hungría…

IMG 20200319 133232 - El principio de todo...
El inmenso Pato sale a cortar un centro frente a Polonia en Rosario mientras lo cubre el Gran Capitán. Ese partido, junto a la final, fueron sus dos mejores actuaciones en la selección.

Lo único que recuerdo de ese partido es que fue muy difícil por los nervios del debut para la selección, el gol de Csapó antes de los diez minutos, el rápido empate del Leopoldo Jacinto Luque, alguna atajada del Pato Fillol y el agónico gol de Daniel Bertoni para dar tranquilidad. Nada especial, salimos a una desierta avenida Colón a festejar con nuestros amigos en medio de un frío terrible.

El siguiente partido fue frente a Francia con lo mismo: un gol de Passarella de penal, el empate francés (tenían un equipazo pero eran un tanto desordenados tácticamente) por medio de Michel Platini, la lesión del arquero Bertrand-Demanes por tratar de sacar un tiro que el Rana Valencia hizo desde la mitad de la cancha y el golazo de Leopoldo Jacinto Luque que además se luxó el codo y faltaría en los dos siguientes partidos.

Hasta ese momento vivía en Mar del Plata con mi viejo y mis dos hermanos (Carlitos, el mayor falleció en el 2018 y Patricio, el más chico del fallido matrimonio) y apareció el tema de ir a vivir con mi vieja nuevamente en… Colonia Santa Rosa, Salta. Patricio y yo decidimos que sí y nos íbamos luego del partido que Argentina perdió ante Italia la noche del 10 de junio, literalmente terminó el partido, cargamos las valijas y mi viejo nos llevó a Buenos Aires. Ese encuentro marcó el rumbo de nuestra selección porque debió irse a jugar a Rosario.

IMG 20200319 133157 - El principio de todo...
El Matador grita el segundo de sus tres goles a Polonia, sí, el penalazo que hizo valió un gol…

Estuve instalado en Buenos Aires desde la madrugada del 11 hasta el 20 de junio y en esos días viví cosas increíbles. Partido con Polonia en un Gigante de Arroyito que le sentó de maravillas a un Mario Alberto Kempes que se despacha con tres goles, dos válidos y otro que hoy en día sería expulsión directa por la atajada que se mandó y las anécdotas con mi abuelo: en el penal yo le discutía que quien había sacado la pelota era Fillol (los televisores eran en blanco y negro y los tonos de la camiseta verde del Pato se confundían con la casaca de los jugadores de campo) y cuando me avivé que estaba bien cobrado el penal mi abuelo, que conocía personalmente al arquero de River, me dice tranquilo que lo ataja. Dicho y hecho. Argentina ganó bien aunque con sufrimiento pero las actuaciones del Matador y el Pato fueron memorables.

Luego vino el insípido encuentro frente a Brasil en una jornada histórica para quien suscribe ya que ese día, aprovechando los talonarios de entradas mágicos, primero fuimos a la cancha de River a ver Italia-Austria (ganaron los tanos 1-0 con el gol de Paolo Rossi) y más tarde a sufrir con el equipo de Menotti en la casa de la novia de mi tío Coco. Y el 20 emprendimos el viaje a Salta…

IMG 20200319 133149 1024x841 - El principio de todo...
Jorge Mario Olguín sale jugando ante la atenta mirada de Luis Galván en la final.

Llegamos a Colonia Santa Rosa el mismo día del partido con Perú y gocé con los seis goles que nos permitieron la clasificación a una histórica final luego de cincuenta años a jugarse unos días después en el Monumental. De este encuentro solamente les voy a decir que se me llenó de preguntas cierta parte de mi anatomía cuando con el partido 0-0 Muñante definió cruzado y reventó el segundo palo de Fillol que había quedado fuera de foco pese a su rápido achique. Luego de esa acción, Argentina se tranquilizó y comenzó a jugar para aplastar al equipo vestido de rojo.

IMG 20200319 132940 - El principio de todo...
El Negro Oscar Ortíz encara al capitán holandés Ruud Krol.

Llegamos a la gran final en la cual nuevamente Ubaldo Matildo Fillol y Mario Alberto Kempes secundados por Américo Rubén Gallego y Daniel Alberto Passarella establecieron las diferencias necesarias para que Argentina conquiste su primer mundial. Las atajadas del Pato frente a Rep y Resenbrink fueron inolvidables y cuando él no pudo, el palo nos salvó nuevamente para ir al alargue. Y así terminé festejando arriba de una Estanciera con gente que ni conocía en la plaza central de un pueblito ubicado en el norte de nuestro inmenso suelo.

IMG 20200319 132555 1 - El principio de todo...
Otra atajada memorable de Fillol rodeado de compañeros y rivales.

Sin tener conocimientos de la situación que atravesaba nuestro país fui un pibe muy feliz cuando vi que mis ídolos futboleros (el Pato, el Matador y el Gran Capitán) consiguieron el tan ansiado título para nuestra selección. Esos veinticinco días de junio de 1978 me cambiaron la vida para siempre en todo sentido…

Gonzalo Ferrer

Periodista, ex rugbier. D10S, Ferrari, Queen, el Pato y Su Majestad en cualquier orden. Rock, literatura, cine. Entusiasta de casi todo deporte que se juegue con una pelota. Nieto de quien armó el plan para ganar México 86.

Un comentario en “El principio de todo…

Los comentarios están cerrados.