El pueblo decano ama a Ricardo Zielinski

El Ruso dejó de ser el entrenador de Atlético Tucumán pero se convirtió en el DT más exitoso de la historia del Decano ya que lo hizo trascender las fronteras de nuestros país. Este es el homenaje de un ex habitué del Monumental José Fierro.

Lo imposible sucedió, luego de casi cuatro años en el cargo Ricardo Zielinski dejó de ser el técnico de Atlético Tucumán. Pero antes de seguir hagamos un poquito de historia. El ochenta por ciento de mi vida transcurrió entre Rosario y Tucumán. Por ello es que jugué al rugby en el Jardín de la República, hice miles de amigos y me hice hincha de Atlético Tucumán. El Deca es junto a Rosario Central mi gran pasión futbolera. Nada de doble camiseta ni esas cuestiones del folclore que tanto gustan a los hinchas, simplemente quería pertenecer al lugar que adopté como mi lugar en el mundo. Pasé tardes y noches inolvidables en esa cancha viendo y comentando rugby para la radio, recitales y partidos del Deca en el viejo, querido e inigualablel Nacional B.

El club tucumano estaba dando en el 2017 sus primeros en primera luego de la fallida experiencia de la temporada 2008-2009. La dirigencia encabezada por Mario Leito decidió contratar a Ricardo Zielinski luego de la ida de Pablo Lavallén. Claro que en ese momento nadie se imaginaba como iba a transcurrir esta historia:

🔵 Clasificó a la Copa Libertadores en dos oportunidades. Llegó a cuartos de final en el 2018 con una actuación inolvidable mientras que no pudo superar la Fase 3 en la edición 2020. Llegó al puesto 21 en el mundo. También hay que señalar que llegó a octavos de final de la Copa Sudamericana.

🔵 Hizo la mejor campaña en puntos del Decano en primera y el club está consolidado en la divisional. También fue subcampeón de la Copa Argentina 2017 cuando cayó frente a River Plate luego de eliminar a Rosario central en semifinales.

Los números de Ricardo Zielinski dirigiendo al Decano.

Por todo eso y más ¡Gracias Ruso!

El mayor éxito de Ricardo Zielinski al frente de Atlético Tucumán no fueron los merecidísimos logros deportivos que consiguió si no el cambio de paradigma en la mente de los dirigentes, hinchas y jugadores. ¿Qué significa esto? Que el Deca dejó de pensar como un club recién ascendido al cual se le presentan múltiples escollos para mantener la categoría. Este pensamiento es más que lógico para las instituciones que recién ascienden a primera y deben hacer malabarismos para mantenerse en la élite del fútbol argentino.

Atlético Tucumán ahora piensa como un club que merece estar en el lugar que ocupa. Lograr ese cambio de pensamiento en un club que no tenía una gran tradición en primera (su última gran actuación había sido en el Nacional 79 cuando terminó tercero) es un laburo casi artesanal que Ricardo Zielinski hizo a la perfección.

Hiciste más grande y más reconocido a Atlético Tucumán, le cambiaste la mentalidad a todos dentro del club y realizaste campañas inolvidables. Decirte muchas gracias Ruso suena a poco, Tucumán es tu casa y volvé cuando quieras se oye (y se leé mucho mejor. ¡Cuando quieras regresar sólo tenés que chiflar, nosotros te esperamos!

Fotos: gentileza Atlético Tucumán.

Gonzalo Ferrer

Periodista tucumano viviendo en Rosario. D10S, Ferrari, Queen, el Pato, el Matador y Su Majestad en el orden que quieras. Rock, mucho rock.

También te podría gustar...

Dejá tu comentario...