El rey Charles.

Mientras la Scuderia decide probar dos configuraciones diferentes en los tests de Barcelona muchos empiezan a ver que Sebastian Vettel pierde bastante terreno en la consideración del equipo italiano en detrimento de Charles Leclerc.

Los ingenieros de Ferrari se están rompiendo el cráneo con el sucesor de la SF90 (¿o todo será un enorme bluff?) para lograr un auto competitivo y ganador en la temporada 2020 que sepulte los años de frustraciones que arrastran los tifosi desde que Kimi Raikkonen ganará de manera increíble el título del 2007. Pero más allá del diseño del coche también ocurrieron un par de hechos que relegaron en la consideración a Sebastian Vettel (sigo sosteniendo que su continuidad para el 2021 solamente depende de él y sus circunstancias) como lo fueron la extensión del contrato de Charles y la decisión del equipo para que sólo Leclerc haga los testeos de las llantas de 18 pulgadas los próximos 8 y 9 de febrero en el circuito español de Jerez de la Frontera que se utilizarán a partir del próximo año cuando la categoría enfrente un profundo cambio en la reglamentación técnica. 
Estas situaciones, si bien no son definitorias, parecen que van en la dirección de entronizar al piloto monegasco como líder del equipo por sobre quien se puso en las espaldas todo el peso de la Scuderia en los últimos años.  Hay una verdad incontrastable y tal vez dolorosa en todo esto: Charles representa el futuro de Ferrari mientras que Seb es el pasado reciente con sus éxitos y fracasos a cuestas. Y los directivos deben mirar a futuro por el bien de la marca… Ahora bien, todo esto puede cambiar luego de las primeras seis carreras de acuerdo al rendimiento que tenga el piloto alemán respecto de su compañero de equipo pero a largo plazo intuyo que Vettel se quedará fuera de la Scuderia… 



Foto: gentileza Flickr

Deja una respuesta