¿En qué quedamos?

La FIA alcanzó un acuerdo privado (?) con la Scuderia respecto al motor del 2019 que tantas controversias trajo sobre su ilegalidad. Si bien da el tema como concluido, la ambigüedad del texto de la casa madre del automovilismo mundial hace suponer que los tanos eran culpables.

Aparentemente la saga entre Ferrari, Red Bull y Mercedes (el equipo de Toto Wolff nunca se involucró de manera directa en este asunto) llegó a su fin aunque no de la manera deseada por quienes amamos la Fórmula 1 ya que el comunicado de la FIA es más lo que oscurece que lo que aclara por la ambigüedad del texto ya que pareciera ser que Ferrari admitió su culpabilidad porque le encontraron algo en el motor que no dice si era una zona gris del reglamento o si el motor era totalmente ilegal. Esto es comparable a que si se detecta que un determinado club de fútbol tiene montado un laboratorio para dopar a los jugadores del plantel para obtener ventajas de todo tipo dentro de una cancha y cuando los descubren llegan a un «acuerdo privado» con la WADA (Agencia Mundial Antidóping), un papelón porque esto le quita seriedad, respeto y credibilidad a la Fórmula 1. Fruto de este acuerdo (incluso se habla de una colaboración por parte de Ferrari con la FIA para ayudarla a desarrollar motores con cero emisiones de carbón que usen combustibles sustentables o sea que no sean fósiles y que hagan un sistema de medición de combustible y aceite más preciso que los actuales y pareciera ser que un par de jefes de equipo ya pusieron el grito en el cielo al respecto porque esta «condena» serviría para que todos se animen a hacer trampas) sería la construcción de un nuevo motor por parte de Ferrari que no tenga problemas de legalidad ante la FIA mientras que esta se compromete a no desvelar los detalles del mencionado acuerdo pero la primera señal de alarma se vio en los tests de Barcelona ya que el nuevo impulsor del equipo italiano estaría a años luz de los motores Mercedes y Honda de Red Bull. Incluso Toto Wolff pensaba que los autos rosso corsa estaban escondiendo el motor pero en realidad parece que el impulsor es bastante menos potente que su antecesor así que de confirmarse esto (la única manera es ver que pasa en los primeros grandes premios) la temporada que tendrán los tifosi será para el olvido porque ya no habrá excusas ni falsas estrategias que los hagan ilusionar…

Siendo los hechos de esta manera da un poco de escozor que no hayan sancionado al equipo italiano ante una irregularidad que a la casa matriz del automovilismo mundial le costó mucho detectar (el motor que investigaron exhaustivamente es el que usaron en el Gran Premio de Estados Unidos) y tal vez por eso no quisieron sancionar abiertamente a la Scuderia y prefirieron negociar con un simple apercibimiento ya que la multa debió ser millonaria… Recordemos que la temporada pasada, luego del receso por el verano europeo, ambas SF90 (un gran fracaso de la Scuderia ya que nació para terminar con la hegemonía de Mercedes pero ni siquiera le pudo ganar al RB15 de forma clara) volaban en recta con una diferencia de ocho décimas sobre sus rivales y así ganaron en Bélgica, Italia y Singapur pero luego de las acusaciones y denuncias de Red Bull, los italianos bajaron notoriamente el rendimiento en pista lo que llevó a que sospechen aún más sobre ellos y en los tests llevados a cabo en Barcelona la semana pasada, el rendimiento de la SF1000 fue espantoso con el nuevo motor y ya se habla de pelear contra Racing Point y en comenzar a desarrollar el auto del 2021… En fin, las noticias provenientes del viejo mundo no son nada alentadoras para el equipo italiano así que tendremos que esperar a ver como se mueven los diferentes jugadores de la categoría reina del automovilismo mundial.

Foto: gentileza Flickr/Artes Max

Gonzalo Ferrer

Periodista, ex rugbier. D10S, Ferrari, Queen y Su Majestad en ese orden. Rock, literatura, cine. Entusiasta de casi todo deporte que se juegue con una pelota. Nieto de quien armó el plan para ganar México 86.

Un comentario en “¿En qué quedamos?

  • el miércoles 4 marzo 2020 a las 09:57
    Permalink

    Parece que por el coronavirus se suspende el GP de China y se cancela el de Tailandia

Los comentarios están cerrados.