¿Es el mejor River de la historia?

Reconozco que el título es un poco fuerte y ambicioso pero no me queda otra que tratar de analizar si este River de Marcelo Daniel Gallardo es el mejor  equipo de la historia del club de Nuñez o si es nada más que un gran equipo con grandes individualidades que potencian el funcionamiento colectivo hasta aplastar rivales pero que aún le falta algo para ser considerado así. Gallardo entiende, como poca gente, el paladar negro del hincha de River ya que es una filosofía de vida por Nuñez primero jugar bien (se entiende por bien que el juego sea vistoso y efectivo de mitad de cancha hacia delante dentro de un lógico equilibrio) y los resultados serán consecuencia de ese juego. Por esa razón es que tuvo muy pocos entrenadores a lo largo de su historia que hacían hincapié en la parte defensiva (en este momento se me vienen a la mente el genial Carlos Timoteo Griguol y el Bambino Veira) ya que nadie se sentía cómodo de esa manera, ni jugadores, ni dirigentes y menos los hinchas. Junto a Independiente (el único y verdadero Rey de Copas por más que los medios e hinchas de Boca traten de instalar otra cosa) son los abanderados del característico buen pie criollo que tuvo su máximo momento de gloria con el mundial 1978 ganado por la selección de César Luis Menotti.
En los más de cuarenta y cinco años que tengo viendo fútbol solamente recuerdo cuatro equipos del millonario que quedaron grabados a fuego en la retina de la gente: el equipo de Ángel Labruna que arrasó con seis títulos locales luego de dieciocho años de sequía (1975-1981), el plantel del Bambino Veira con sus logros internacionales (1985-1987), el de Ramón Ángel Díaz con un mix entre los logros locales e internacionales (1995-2000) y el actual del Muñeco Gallardo que escribe y agranda su historia día a día. La Máquina de los años cuarenta queda totalmente excluida de la comparación ya que solamente competía a nivel local en una época donde el fútbol no estaba desarrollado de la forma en que lo hizo en los últimos cincuenta años y porque no la vi jugar ya que nací en 1967.
Los equipos de Héctor Rodolfo Veira y de Ramón Díaz fueron grandes equipos que ganaron casi todo lo que jugaron pero que les faltó algo para ser considerados el mejor equipo de la historia riverplatense ya que el ciclo del Bambino fue explosivo con su juego de contragolpe y el inefable entrenador le había puesto contragolpe ofensivo a su manera de jugar ya que la forma de juego no era ni vistosa ni atildada y por eso los hinchas lo miraban con recelo durante los primeros meses de su gestión pero terminó ganando las primeras Libertadores e Intercontinental de la historia para la banda. Todo eso no le alcanzó ya que el estilo de juego si bien fue efectivo, no cuajó nunca en la gente y duró un suspiro entre 1985 y 86 ya que en el 87 fue un equipo totalmente irregular. Demasiado poco para pelear por esta distinción por más que haya ganado dos torneos internacionales y uno doméstico.
Durante los cinco años que duró la primera etapa del Pelado Díaz como entrenador del equipo, éste tuvo varios logros siendo el más importante la Copa Libertadores de 1996 con un inspiradísimo Enzo Francescoli y la Supercopa Sudamericana de 1997 y cuatro campeonatos nacionales. Era un equipo del paladar riverplatense que demolía a sus  rivales pero el plus que le faltó fue la obtención de la Copa Intercontinental ante la poderosa Juventus de Zinedine Zidane y Alessandro Del Piero ya que en ese partido el único jugador que estuvo a la altura fue su arquero Roberto Tito Bonano. 
A esta altura quedan solamente dos contendientes: el fantástico River del Feo Labruna y el actual del Muñeco para tratar de dirimir una esta puja que viene muy pareja entre estos dos equipos.
Luego de haber sacado campeón por primera vez en su historia a Rosario Central en 1971 y de haber peregrinado por varios equipos, Angelito llegó nuevamente a River Plate para tratar de sacarlo campeón luego de dieciocho años. Fillol, Comelles, Perfumo, Artico y Héctor López; JJ López, Raimondo y Alonso; Pedro González, Morete y Pinino Más. Este equipo arrasó con los Metropolitano y Nacional de 1975 que lo llevaron a la Copa Libertadores de 1976 que no ganó por una serie de inoportunas lesiones del Pato Fillol, Daniel Passarella y Héctor López más los expulsados que tuvo en esa caótica final con el Cruzeiro de Belo Horizonte. La dosis de mala suerte que tuvo ese equipo en la final fue increíble. Luego de esa final vino el recambio del equipo con la venta de Alonso al Olympique de Marsella, se retira Raimondo para darle su lugar a Mostaza Merlo, Passarella se asienta como el 6 titular y llegan Leopoldo Jacinto Luque en lugar de Carlos Morete, Oscar Ortíz y regresa Norberto Alonso de su aventura francesa para seguir en los primeros planos y que Menotti lo tenga en cuenta para el mundial. Labruna consigue los Metropolitano de 1977,  1979 y 1980 y el Nacional de  1979, ese equipo era la antítesis del especulador Boca de Juan Carlos Lorenzo que consiguió las Copas Libertadores de 1977 y 1978 ya que daba placer verlo jugar (de hecho lo vi muchas veces porque mi abuelo era socio vitalicio de River y me llevaba siempre a la cancha) aún para quienes no eramos hinchas de la banda.
El River del Muñeco también enamora a todos quienes aman este deporte sin ser hinchas del club de Nuñez, es sólido, astuto, juega vistoso y bien de acuerdo a la tradición y filosofía del club, además Gallardo tiene que rearmar el plantel todos los años por las ventas que realiza la dirigencia y se las ingenia para seguir teniendo ese andar arrollador que todos le conocemos cuando la competencia es cada vez más encarnizada con sus rivales. Ya le ganó una final de Libertadores a Boca y ahora vuelven a definir quien será el finalista de este año con clara ventaja para el millo, su única asignatura pendiente es un título local ya que en el frente externo sólo le falta el mundial de clubes. El curriculum vitae de los Gallardo’s boys deja con la boca abierta a cualquiera que lo lea. 
Mi opción en esta elección tan cerrada y con argumentos de peso para ambos equipos es por  un empate ya que el River de Labruna  contaba en sus filas con jugadores que fueron campeones del mundo con la selección (Fillol, Passarella, Alosnso, Luque y Ortíz), dominaron las competencias locales ante grandes rivales aunque no pudo ganar la Copa Libertadores de 1976 por una serie de circunstancias mientras que el equipo de Marcelito ya ganó dos Libertadores y solamente le falta un título local que ya conseguirá porque veo muy difícil que se aleje de Nuñez en los próximos tres años. Y lo que emparenta a ambos equipos es el respeto por el buen juego y la historia y la facilidad con que se deshacen de rivales complicados, generalmente, pintándoles la cara. Simplemente que viva el fútbol y lo disfrutemos.

Un comentario en “¿Es el mejor River de la historia?

  • el lunes 7 octubre 2019 a las 15:15
    Permalink

    Excelente Nota Georgie!!

Los comentarios están cerrados.