Espero que sea 28 de diciembre…

7846748920 a2fff6cae6 o 4 300x200 - Espero que sea 28 de diciembre...

Muchos argentinos que la están pasando muy mal por consecuencias de las políticas económicas del ex presidente Mauricio Macri hoy se desayunaron que éste tendrá un cargo altísimo en la FIFA como presidente ejecutivo de su fundación. 

No, no me volví loco ni se me ocurrió dedicarme al stand up ni poner un blog de humor sino que este tipo de noticias dejan un sabor amargo en la boca porque parecen una burla al resto de los mortales ya que a contramano de los nuevos vientos que corren en el fútbol argentino, la FIFA nombró presidente ejecutivo de su fundación al ingeniero Mauricio Macri en lo que parece, como mínimo, una medida absurda y polémica al menos para una gran mayoría de quienes habitan estas tierras ya que su gobierno lejos estuvo de dejar algún indicador efectivo en cualquier apartado. ¿Promoción de un cambio social positivo? Es demasiado para analizar ya que esto parece una broma de mal gusto porque este hombre no puede generar ni paz ni concordia de ninguna manera. Que el líder de la oposición se vaya a Suiza a ejercer esta presidencia habla de una persona que no le importan sus semejantes y menos que menos su sufrimiento ya que debería estar aquí tratando de ayudar a arreglar los desaguisados que cometió. Muchos conocen mis inclinaciones políticas y no hablo de ellas en este blog aunque muchísima gente sabe como pienso y siento. Y por tratar de mantener cierta distancia con este asunto es que demoré en subir esta nota ya que la magnitud del hecho no es para dejarla pasar. 
Mauricio Macri odia que los clubes sean asociaciones civiles sin fines de lucro y tenía la intención de corregir esa anomalía en un segundo mandato para transformar a los clubes en SAD, sociedades anónimas deportivas, y que de esa manera solamente sobrevivan los más fuertes ya que la mayoría de los recursos se los llevarían muy pocas entidades por estar direccionados a tal fin mientras que el resto se achicaba (¿te suena conocido?) eliminando deportes amateurs o directamente cerrando los clubes. Ya por eso solo me coloca en las antípodas de su pensamiento porque creo en la función social e integradora de los clubes porque así lo viví desde pequeño. La AFA, la Superliga, Rodolfo D’Onofrio (presidente de River Plate), Marcelo Tinelli (presidente de San Lorenzo de Almagro) y Jorge Amor Ameal (presidente de Boca Juniors) dejaron más que clara sus posturas respecto a este hecho. Fue lamentable que no hayan consultado a la AFA sobre este hecho tan sensible y que seguramente traerá cola en el futuro. Es inentendible como puede ser designado en un cargo así alguien a quien sólo le interesa ver que tajada puede sacar y decir que es capaz de promover algo sería un tanto aventurado de mi parte… 
El ingeniero Macri no es una persona idónea para tener un cargo de esta índole y al menos por decoro debería estar reflexionando sobre sus cuatro años como presidente de todos los argentinos. 

Foto: gentileza Flickr