Ganamos todos.

La posible contratación de Sebastian Vettel por parte del equipo Mercedes puso patas para arriba a toda la categoría pero no sólo sería una jugada magistral de los teutones sino que además les reportaría grandes beneficios a la categoría, a Seb, a Hamilton y a Ferrari si gestiona bien a su nueva pareja de pilotos.

El rumor se esparció como reguero de pólvora esta semana, primero tímidamente desde Alemania y luego por toda Europa. Mientras algunos se sorprendían por el interés demostrado solapadamente por la cúpula de Mercedes otros comenzaron a ver una magnífica oportunidad para darle a la Fórmula 1 un poco de competencia y emoción ya que el dominio abrumador del equipo alemán durante la era híbrida (ganó el 75 % de las carreras disputadas desde el 2014 cuando entró en vigor dicha normativa) minó la confianza en sí mismos de todos sus rivales.

El dominio ejercido por la escudería alemana fue de tal magnitud que tuvo repercusiones en todos sus rivales, sobre todo en Ferrari que sólo pudo tener dos oportunidades de pelear los campeonatos de 2017 y 2018 y que fueron desperdiciadas por diversas razones como la caída de rendimiento de Seb en el 2018 desde su tremendo error en el Gran premio de Alemania que minaron su confianza. Antes y después de eso Toto Wolff solamente se tuvo que preocupar porque sus pilotos (Lewis Hamilton, Nico Rosberg y Valtteri Bottas) no hagan estupideces como las que hicieron en las carreras de España y Austria 2016.

El retiro de Nico le vino como anillo al dedo a Toto para entronizar de manera fehaciente como piloto número 1 a Lewis. Y la llegada de Valtteri Bottas fue en ese sentido: alguien sin grandes ambiciones y que cumpla fielmente su rol de partenaire y asegure los puntos suficientes para ganar el campeonato de Constructores. Y eso es lo que sucedió ya que a Hamilton le molesta (como se vio en los duelos con Rosberg) que alguien lo saque de su zona de confort y lo obligue a esforzarse en demasía. Con su nuevo compañero no tuvo problemas ni en 2017, 18 y 19 ya que ganó los tres títulos casi sin despeinarse…

La llegada de Seb hará que Lewis tenga que estar más motivado para lograr un nuevo título (lo cual lo haría crecer más como piloto ya que tendrá en ese momento seis o siete títulos) ya que tendría un oponente a su altura con un auto fantástico y no imagino a Toto diciéndole a Vettel que él es el segundo piloto. No, si el alemán va al equipo de la estrella de tres puntas será para ser campeón del mundo. No le interesa otra cosa. Y ahí ganamos todos.

Liberty Media porque podrá tener mayores ingresos tras la caída de los mismos por la no renovación del contrato entre Vettel y Ferrari. Mercedes porque tendrá a dos pesos pesados peleando el campeonato y porque tendrá a un piloto alemán conduciendo un auto alemán, marketing le llaman… A Seb y a Lewis porque esa competencia interna los hará crecer como pilotos y sabemos que se disputarán cada metro de la pista limpiamente lo cual se traducirá en luchas emocionantes entre dos tipos que se sacarán chispas. A Ferrari porque por primera vez en muchos años tendrá una alineación sin campeones del mundo y con dos pilotos muy jóvenes como Charles Leclerc y Carlos Sainz que buscan aprender y crecer constantemente. Y por último a los espectadores y seguidores del Gran Circo ya que tendremos carreras más atractivas en la punta y un contendiente renovado que buscará calzarse su quinta corona mientras los más jóvenes como Carlos, Charles o Max Verstappen los acecharán para intentar destronarlos. Sí, ganamos todos y cierra por todas partes.

Foto: gentileza Mercedes-AMG F1

Gonzalo Ferrer

Periodista, ex rugbier. D10S, Ferrari, Queen y Su Majestad en ese orden. Rock, literatura, cine. Entusiasta de casi todo deporte que se juegue con una pelota. Nieto de quien armó el plan para ganar México 86.