¡Kryptonita pura!

Luego de las polémicas por los no-homenajes a D10S, el canalla le ganó un duelo clave a Gimnasia por 1-0 con gol del Vikingo Ribas. El local fue superior ante un desteñido lobo que nunca supo cómo jugar el partido y que lo emparejó por ganas y enjundia pero que de todos modos ya puede ir haciendo las reservas para conocer el país ya que es casi imposible que se salve mientras que los rosarinos ya piensan en la clasificación a alguna copa…

Definitivamente Diego Maradona tiene problemas con el Gigante de Arroyito ya que el mítico estadio a la vera del río Paraná parece ser kryptonita en estado puro para Pelusa ya que en muy pocas oportunidades pudo sacar resultados favorables o definir campeonatos en esta cancha. Luego de la polémica por las cargadas de los hinchas (¿quién autorizó que armen esa parodia de sillón? Mmm) y las declaraciones poco felices de DAM volvió la calma ya que fue recibido con mucha indiferencia por parte del público (ellos pusieron la cordura necesaria en este desaguisado que nació por la bocota del 10) y una pequeña mezcla de insultos y aplausos (te dije que la gente de Central lo adora y sólo por eso no debería emitir opiniones sobre el club…) que lo acompañaron hasta el banco visitante.

El canalla salió con todo desde el vestuario y, cual locomotora, arrolló a su rival, lo asfixió en toda la cancha, lo desbordó por medio de Ciro Rius por la derecha más algunos aportes de Lucas Gamba por la izquierda (más allá de reconocerle su obediencia táctica considero que debe jugar más arriba y Diego Cocca debería definir quien es su 9 titular para acompañar al barbado número 28…) y no lo dejó pensar por la presión ejercida por Pacman Rinaudo (se comió la mitad de la cancha ya que robó muchísimas pelotas y recibió varias faltas cuando intentaba comandar algunos ataques) con lo cual le sobró para meterlo en el área de Fatura Broun hasta que Sebastián Ribas capturó un rebote dentro del área y con una rápida y preciosa media vuelta le cruzó la pelota al segundo palo con un tremendo sablazo de zurda al bueno de Jorge Broun que no pudo hacer nada por impedir el gol y desatar la algarabía en las tribunas del estadio (¿cuándo demonios lo van a bautizar Ángel Tulio Zof?) por la merecida ventaja para el equipo local. Luego de unos minutos más de dominio de Central el encuentro se emparejó porque el canalla bajó ese ritmo frenético que tuvo durante los primeros veinte minutos del doparti producto de los ¡32! grados de calor que hacían a eso de las 20 horas en la ciudad del río marrón y eso llevó a que el tripero empareje un poco el tramite aunque la sensación era que si el match se jugaba diez días seguidos no lo iba a empatar de ninguna manera ya que siempre equivocó los caminos para llegar con peligro al arco de Jeremías Ledesma, quien tuvo una tarde-noche demasiado tranquila… El encuentro se tornó anodino ya que uno se tomó un respiro mientras que el otro era una mezcla de nervios, impotencia y limitaciones (Paolo Goltz tuvo varios errores importantes) que seguramente lo llevarán a la Primera Nacional ya que las fechas pasan y Gimnasia no logra descontarles puntos a sus rivales…

La segunda parte fue similar a la primera en cuanto al desarrollo y las expectativas ya que el canalla controló siempre el trámite pero desde el resultado el lobo estaba cerca aunque sin hacer algún tipo de daño. Los minutos fueron pasando, la Acadé se erró varios goles (el tiro de Joaquín Pereyra desde atrás de la mitad de cancha fue una delicia, iba a ser el gol de su vida) mientras que el conjunto visitante lo emparejó un poco pero sin poder lastimar a la última línea (el ingreso de Joaquín Laso fue un gran acierto ya que le dio solidez a la defensa) por su propia ineficacia ya que sólo correr no sirve para ganar partidos, también hay que pensar un poco y Gimnasia no tuvo en cancha un tipo que piense un poco…

Fue un justo triunfo para el local ya que le sirve para alejarse del descenso y mirar las clasificaciones a las copas de otra manera. La llegada de Diego Cocca a la dirección técnica del conjunto de Arroyito fue un gran acierto de esta dirigencia y deben renovarle el contrato (vence en junio de este año) sin poner demasiados peros en el camino ya que si no le desarman el plantel puede darle alegrías muy importantes al pueblo canalla y eso es lo único que le importa al hincha.

Foto: gentileza Rosario Central

Gonzalo Ferrer

Periodista, ex rugbier. D10S, Ferrari, Queen, el Pato y Su Majestad en cualquier orden. Rock, literatura, cine. Entusiasta de casi todo deporte que se juegue con una pelota. Nieto de quien armó el plan para ganar México 86.