La AFA y su doble moral que siempre favorece a los grandes

El Tribunal de Indisciplina de la AFA dio conocer el fallo sobre el partido suspendido en marzo entre River Plate y Atlético Tucumán cuando el millo no se presentó a jugar por la Copa de la Superliga. Solamente condenó a River a pagar los gastos de traslado del decano y que el encuentro se juegue en fecha determinar. Un papelón más y van…

El fallo no sorprendió a nadie. Cansa, irrita y molesta la manera en que la AFA protege a River y a Boca (tampoco se salva luego del choreo descarnado y a mano armada perpetrado por Diego Ceballos y Marcelo Aumente a Rosario Central en la final de la Copa Argentina 2015) en desmedro del resto. Te debería estar contando como fue el partido en que Atlético Tucumán le ganó a Racing por 2-0 y se convirtió en el primer equipo clasificado a la Fase Campeonato de la Copa Liga Profesional pero tengo que detenerme en el fallo de un hecho que sucedió en marzo de este año y que sienta nefastos antecedentes mirando hacia el futuro.

La resolución del Tribunal de Indisciplina.

Un poco de historia

En marzo de este año debieron jugar el partido correspondiente a la primera fecha de la Copa de la Superliga entre River Plate y Atlético Tucumán en el estadio Antonio Vespucio Liberti. Una semana antes el decano le había arruinado el campeonato en El Jardín de la República. Ese torneo fue ganado por Boca y ambos equipos debían encontrarse nuevamente una semana después pero River decidió cerrar el club y no presentar a su plantel profesional.

La excusa fue la incipiente pandemia del Covid-19 (el resto de los equipos jugaron la fecha sin inconvenientes) pero el trasfondo era la puja de poder entre River y Boca contra la AFA. Con el fallo conocido ayer debo suponer que los muchachos limaron asperezas en estos meses ya que ahora están todos del mismo lado… En todo este tiempo se especuló con una quita de puntos y una sanción económica pero nada de eso ocurrió.

El último partido que disputaron fue en el Monumental José Fierro por el Torneo de la Superliga en marzo del 2020.

Y un día el Tribunal de Indisciplina falló

El jueves 19 a la tardecita salió el no fallo que no condena a nadie y que si se mira bien es casi un premio para el club infractor. Porque River no recibió castigo alguno por su infracción a los reglamentos. Y aquí comienzan los enojos y frustraciones. Porque mucha gente esperaba una sanción ejemplificadora pero nada de ello ocurrió. El Tribunal de Indisciplina decidió que el millo había puesto por delante la salud de los trabajadores del club. ¿El resto de los equipos que jugaron la fecha acaso son unos irresponsables? ¡Qué linda es la doble moral argenta!

A esta altura del partido deberían hacer un campeonato sólo entre River y Boca ya que viven maltratando (eso por ser suave y educado) al resto. En seis meses vuelven sin que nadie los llame. Mientras tanto se hacen los picantes con el resto de los clubes. River solamente debe pagar la estadía y traslado del conjunto tucumano y el partido se deberá jugar. Sí, tal como leés. Se debe jugar un partido de un campeonato que no existe más. Son una hermosura estos chicos

El comunicado de prensa del club tucumano.

El decano decidió apelar

Mario Leito, presidente de Atlético Tucumán, dijo que su club iba a apelar el fallo. Y cumplió. El club del norte se siente perjudicado con este fallo ya que lo toma como si fuese una tomada de pelo. Y no es para menos porque la sensación de impunidad que quedó es muy grande. Hoy se conoció en las redes el comunicado oficial del club con su postura. Este fallo es un mamarracho y debe ser revertido porque el fútbol no muere en la General Paz y todos los clubes deben ser tratados con respeto y por igual. Eso lo tiene que entender la AFA ya que gobierna para todos y no sólo para River y/o Boca. Que sea justicia.

Fotos: gentileza Atlético Tucumán y River Plate

Gonzalo Ferrer

Periodista tucumano viviendo en Rosario. D10S, Ferrari, Queen, el Pato, el Matador y Su Majestad en el orden que quieras. Rock, mucho rock.

También te podría gustar...