La extraña paradoja de este inestable Canalla

Rosario Central le ganó a Aldosivi en Mar del Plata por 1-0 con un golazo de Alan Marinelli. La kilyneta juega horrible en defensa, retrocede espantosamente mal, sus arqueros no dan seguridad pero ofensivamente sabe lastimar y además hace goles. Bochornoso incidente con la ropa de Marcelo Miño. Por ahora es puntero de su zona y hay un hipotético partido definitorio con Newell’s.

No tienen tranquilidad Cristian González y su cuerpo técnico. Rosario Central es dueño de una bipolaridad alarmante en esta Copa Diego Maradona. Sus rivales se le agrandan, le dominan el partido, lo meten dentro de su área pero el Canalla sale airoso (convengamos que el único partido que ganó claramente fue frente a Patronato) en la mayoría de los casos. Todo esto sin olvidar que juega la Fase Complementación porque llamarle Ronda de losers suena muy fuerte… La incipiente puesta en escena que insinuó en los partidos frente a Banfield y al Patrón quedó rápidamente en el olvido frente a Unión y en este match jugado en La Feliz.

El Kily movió la estantería e introdujo varios cambios que llamaron la atención como las entradas de Marcelo Miño, Jonathan Botinelli y Luciano Ferreyra por Juan Pablo Romero, Javier Novaretti y Francesco Lo Celso respectivamente. El ingreso de Damián Martínez se debió pura y exclusivamente a la lesión que sufrió Rafael Sangiovani contra Unión. Con respecto a los cambios en que estuvo involucrado Gino Infantino el DT estuvo pésimo más allá de las necesidades del equipo. Cristian González fue un jugador de élite mundial, uno de los mejores de su generación. Y por eso mismo debe tener en claro que a un player no se lo quema jamás ni se lo expone innecesariamente al escarnio público. Flojito el Kily en esta…

Lucas Gamba aporta sacrificio arriba y a veces algo de juego.

Breve historia de un bochorno

Cuando posaron los equipos para la foto descubrimos que Marcelo Miño tenía puesta encima de su camiseta verde oscura una pechera celeste para diferenciarse del árbitro y de los marplatenses quienes usan una camiseta amarilla y verde. Mientras los ojos de este escriba no daban crédito a la situación que vivía en el estadio José María Minella recordé algo sucedido hace exactamente cuarenta y dos años atrás en este mismo estadio en un partido del mundial 78. Stop.

Francia y Hungría cerraban su participación en el grupo A del mundial jugado en nuestro país (Italia y Argentina ya habían pasado de ronda en esta misma zona) y ambos salieron a la cancha vestidos con una camiseta Adidas blanca que era la casaca alternativa de los dos equipos. Era imposible jugar así y ambas delegaciones alegaron que habían intercambiado todas sus camisetas. Un dirigente de Kimberley de Mar del Plata ofreció las camisetas de su club (blanca y verde a rayas verticales), las usó Francia y ganó el partido 3-1. Quedó como parte de una linda anécdota cuando el fútbol no estaba tan profesionalizado como en el 2020.

Play. Alguien falló en la comunicación ya que estas cosas se acuerdan varioas días antes de los partidos. No sé si el responsable pertenece al club, a la AFA o a la Liga Profesional. Si sé que fue un verdadero papelón. Simplemente alguien cometió un error imperdonable en esta época digno de un partido entre solteros y casados. Ver-gon-zo-so.

El Canalla salió dormido

Los primeros minutos del encuentro fueron favorables al Tiburón ya que Rosario Central salió dormido a disputar el match. ¿Qué hacía Jonathan Botinelli dentro de la cancha? Diego Novaretti es Franco Baresi, Franz Beckenbauer y Daniel Pasarella juntos en comparación con el ex defensor de Unión. Este muchacho tiene más dudas que yo cuando tengo que elegir entre un sánguche de milanesa tucumano o empanadas de carne… Damián Martínez nos sorprendió positivamente esta vez. Sin llegar a ser Cafú jugó un correcto partido. Rodrigo Villagra también sacó un aprobado sin descollar. Aldosivi hacía circular la pelota aunque no generó demasiado riesgo y el Canalla en la primera que tuvo lo vacunó.

Lateral para Rosario Central. Damián Martínez lo hace y se la pasa a Lucas Gamba quien mete la pelota en profundidad a Damián. Éste saca el centro, rechaza Jonatan Schunke corto y hacia el medio del área, Alan Marinelli se aviva y mete una media vuelta preciosa que dejó parado a Luciano Pocrnjic. 1-0 y podía empezar otro partido. Faltaba media hora para que termine el primer tiempo allí se vio lo mejorcito de la Acadé sin llegar a ser algo convincente. En ese lapso Marcelo Miño tuvo una sola intervención de cierto riesgo.

Central no jugaba a nada, le cedía la pelota y el terreno a su rival pero éste no lo podía lastimar. Pasa que si Rosario Central juega mal hay otros equipos como Godoy Cruz , Patronato o este Aldosivi que lo hacen peor. Y casualmente este Canalla 2020 solamente pudo ganarle a estos tres equipos que son inferiores. Cuando le tocó jugar con algún equipó más o menos de su calibre la pasó realmente mal como contra Banfield, River y Unión.

Alan Marinelli ya despachó el derechazo que le dio la victoria a su equipo.

Cancha inclinada

Ya te expliqué más arriba mi parecer sobre la entrada y la salida de Gino Infantino. Parece que el espíritu de Marcelo Bielsa se está metiendo en el club. Todo bien pero la institución de Arroyito tiene dos escuelas definidas y hasta contradictorias: por un lado la línea Zof- Menotti y por el otro Griguol-Russo. No hacen falta los experimentos raros.

En la segunda parte Aldosivi acorraló al Canalla. No lo hizo mediante juego asociado sino por medio de arrestos individuales. La cancha parecía tener un sólo arco y era el defendido por Marcelo Miño, quien tuvo una buena actuación respecto a lo que venía mostrando. Rosario Central tuvo un par de chances pero no supo aprovecharla.

Con esa sensación que Rosario Central no sabía como atacar se nos fue el partido. Ganó el Canalla y se trajo los tres puntos a Rosario que le permiten soñar con una hipotética final con Newell’s para ver quien es el ganador de la Fase Complementación de la Copa Diego Maradona.

Emiliano Vecchio, Fito Rinaudo (¡eso es tackle alto!) y Alan Marinelli festejan el gol de Central.

La punta y nada más

Los tres puntos tienen un gran valor ya que Rosario Central dirimirá con Defensa y Justicia el sábado 2 en el Gigante de Arroyito la posibilidad de llegar a la final. Hasta un empate le sirve porque tiene mejor diferencia de gol. Pero en cuanto al juego el equipo de Valdanito Crespo está un escalón por encima que las huestes del Kily.

Una cosa es como ataca esta Acadé ya que pese a no jugar con 9 que tenga oficio y experiencia ataca de una manera bastante decente. Pero cuando le toca retroceder y defender la cuestión cambia. Ocupan mal los espacios, las líneas están separadas entre sí, los defensores se llenan de dudas y los arqueros tienen terror de cometer un error. Un combo demasiado pesado como para sostener la ilusión de ser el ganador de la zona perdedores. Esta bipolaridad Canalla le puede jugar a favor o en contra. Y el Kily y los jugadores son los que deciden que quieren…

Fotos: gentileza Prensa Rosario Central.

Gonzalo Ferrer

Periodista tucumano viviendo en Rosario. D10S, Ferrari, Queen, el Pato, el Matador y Su Majestad en el orden que quieras. Rock, mucho rock.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. lunes 4 enero 2021

    […] Rosario Central post pandemia sale dormido a disputar los partidos de la Copa Diego Maradona. Le pasó en todos los partidos y aquíno fue la excepción. Los primeros […]

Dejá tu comentario...