La gloria eterna

El 25 de junio de 1978 Argentina se consagraba campeón del mundo por primera vez en su historia al derrotar a Holanda por 3-1 de la mano de Fillol y Kempes acompañados por un gran equipo. La importancia de César Luis Menotti para darle prioridad a la selección.

Quienes nacimos en los 60 fuimos testigos privilegiados de muchos hechos únicos e irrepetibles alrededor del mundo y entre ellos está el mundial jugado en nuestro país en 1978 y ganado por nuestra selección. Una selección maravillosa que jugaba un fútbol de altísimo vuelo y que haría pasar vergüenza a Oliver Athom y sus Supercampeones. El autor intelectual de ese equipo fue un rosarino alto, desgarbado, de melena muy larga que fumaba como un escuerzo, tiene la voz ronca y que usaba unos pilotos y sobretodos fantásticos en aquella época. Ese hombre es César Luis Menotti.

Cuando asumió como director técnico de la selección en 1974 puso algunas condiciones para poder lograr una rápida mejora en el rendimiento deportivo de la selección. Dejó de ser algo marginal para transformarse en algo primordial. El Flaco lo entendió mejor que nadie y pudo llevarlo a la práctica contra viento y marea. No fue fácil ese reacomodamiento ni el armado del plantel ya que Ubaldo Matildo Fillol se sumó a último momento tras una ausencia de casi dos años mientras que Diego Armando Maradona fue desafectado unos días antes del comienzo del mundial para dejarle su lugar al Beto Alonso.

1200px Argentina holanda formaciones - La gloria eterna
Momento de los himnos en la previa de la gran final. Las camperitas de los dos equipos son una belleza.

Argentina 78 fue el último mundial con dieciséis participantes ya que a partir de España 82 el cupo subió a veinticuatro. No fue fácil el camino en el mundial para nuestra selección ya que debió sobreponerse a innumerables problemas como la muerte del hermano de Leopoldo Jacinto Luque y su luxación en el codo que lo alejaron de las canchas en los partidos frente a Italia y Polonia.

La derrota sufrida frente a Italia no fue algo negativo ya que al mudarse a Rosario apareció el equipo en toda su dimensión jugando grandes partidos contra Polonia el día que el Matador hizo tres goles: dos en el arco de Jan Tomaszewski y otro no válido cuando se puso el disfraz del Pato Fillol y se mandó una atajada tremenda que derivó en el penal pateado por Deyna y atajado por el entonces arquero de River. Argentina fue superior y ganó bien. Esa noche Fillol tuvo una actuación consagratoria.

FB IMG 1593056573427 - La gloria eterna
Luque se termina de persignar y arranca el encuentro frente a Holanda.

Esperaba el temible Brasil dirigido por Cláudio Coutinho (había sido el preparador físico del Brasil del 70 y falleció muy joven mientras practicaba buceo) nuevamente en el Gigante de Arroyito y salió un encuentro trabado, difícil y ordinario en el cual Argentina pudo sostener el resultado por la descomunal actuación del Pato que tapó tres mano a mano frente a los delanteros rivales. Fue la noche que el Negro Ortíz erró un gol increíble con Leao vencido. Fue empate en 0 y a esperar el match decisivo frente a Perú.

FB IMG 1593056565096 - La gloria eterna
Mario Kempes, Américo Gallego y Arie Haan amontonados esperando un centro.

Sobre este partido con Perú se hablaron diez mil cosas que particularmente no las creo (ojo, esto no invalida la idea que los militares quisieron tapar el horror que se estaba viviendo con el mundial) y que por lo tanto no las voy a públicar pero haré una pequeña salvedad: si Muñante definía mejor (la pelota pegó en el palo), la Argentina iba a pasar momentos muy difíciles para dar vuelta el resultado. Pero la historia sucedió de otra manera y por ello la estamos recordando acá. Argentina se serenó, comenzó a hacer circular la pelota y a ser incisivo en ataque y de esta manera los goles comenzaron a caer uno por uno hasta llegar a la mágica cifra de 4 (Luque se lo choreó impunemente al Gran Capitán) que nos dieron el pase a la final a disputarse el domingo 25 de junio.

FB IMG 1593056546731 - La gloria eterna
El Matador festejando uno de sus goles en la final.

El encuentro con Holanda tuvo de todo pero siempre con la selección como protagonista sostenida por el rendimiento de Ubaldo Matildo Fillol en el arco y por Mario Alberto Kempes de mitad de cancha hacia adelante. Ellos dos fueron bien acompañados por el resto del equipo . Por ello no extrañó que el Matador abriera el marcador a los 37 del primer tiempo. A partir de allí todo fue celeste y blanco pero cuando no lográs plasmar esa diferencia en goles la cosa se complica…

Y cuando tenía todo listo para festejar la obtención del primer título de nuestra historia llegaron esos diez minutos fatídicos en los cuales Holanda primero empató el partido por medio de Dick Nanninga (había entrado para cabecear todo lo que le tiraran) al aprovechar que la Chancha Larrosa se quedó enganchado cuando el resto de sus compañeros hicieron la jugada del offside y luego casi lo gana en la última jugada pero el tiro de Rob Resenbrink pegó en el palo ante el achique desesperado de Fillol. Vale mencionar que si Fillol no estaba en el arco ese día Argentina no ganaba el mundial.

IMG 20200319 132555 1 - La gloria eterna
Otra notable intervención del Pato. Nunca un arquero fue tan decisivo en una final de mundial.

Y llegó el suplementario y los goles de Kempes y de Bertoni para asegurar el marcador y comenzar a darle rienda suelta a los festejos por el primer mundial ganado por nuestro país. Nadie que lo haya vivido se olvidará de ese maravilloso mes de junio de 1978 con las atajadas de Fillol, la fuerza de Kempes, las gambetas de Bertoni y Ortíz, la garra de Passarella, la solidaridad y quite de Gallego, la resiliencia de Luque, las trepadas de Olguín y del Conejo Tarantini, el cerebro del Pitón Ardiles para hacer jugar a sus compañeros y la prestancia de Luis Galván. A todo ellos, a César Luis Menotti y a todo su cuerpo técnico solamente les digo gracias por esos inolvidables días que nos regalaron en junio de 1978. ¡Salud campeones!

226px Passarella world cup - La gloria eterna
Daniel Passarella es llevado en andas mientras muestra la Copa del Mundo.

Gonzalo Ferrer

Periodista, ex rugbier. D10S, Ferrari, Queen, el Pato y Su Majestad en cualquier orden. Rock, literatura, cine. Entusiasta de casi todo deporte que se juegue con una pelota. Nieto de quien armó el plan para ganar México 86.