La indolencia como aliada…

deca1 - La indolencia como aliada...

El decano le ganó por 2-0 a The Strongest, empató la serie y clasificó a la siguiente fase de la Copa Libertadores por medio de los penales en donde Cristian Luchetti fue protagonista destacado. El caso Blackburn fue determinante…

Último penal de la serie de cinco para The Strongest a cargo de Rolando Blackburn, si convierte toda la ilusión tucumana se escurrirá como arena entre las manos ya que Javier Toledo había pateado espantosamente su penal (el primero de la serie) y el deca se encontraba en desventaja y con respirador artificial. ¿Qué hizo el panameño? Toda la indolencia para jugar que mostró dentro del campo de juego también la aplicó a la hora de ponerse el disfraz de Pulguita Rodríguez ya que tiró una masita hacia la izquierda de Cristian Luchetti, quien se abalanzó sobre la bocha como si fuese un tiburón a dieta y así logró empatar la serie para que el equipo de 25 y Chile siga soñando. Por suerte para Blackburn, yo no soy su DT porque sino lo llevaría hasta La Paz en el viaje de vuelta caminando a marcha forzada ya que la falta de compromiso de su parte amerita alguna sanción ya sea del club o del cuerpo técnico…

Antes de esa situación límite hubo un partido en el cual el local debía remontar dos goles de diferencia teniendo en cuenta que la visita no debía hacer goles ya que sino se les haría muy difícil a los dirigidos por Ricardo Zielinski remontar un hipotético gol del equipo paceño. La ventajas que dió el Tigre atrás fueron enormes y no debidamente aprovechadas por los jugadores de Atletico ya que cuando ganaban 1-0 estaban pensando en hacer el tercero antes que el segundo y así sucesivamente. Y aquí me detengo un segundo para comparar a este Atlético Tucumán versión 19-20 con los con los planteles anteriores del decano y debo admitir que perdió calidad respecto a esos equipos. ¿Qué tiene que ver con este partido? Que de haber tenido a Rodrigo Aliendro, David Barbona, Gervasio Nuñez, Luis Rodríguez o Fernando Zampedri este partido estaba liquidado al final de los primeros 45 minutos por lo tanto a los tucumanos les costó marcar goles productos de un sinfín de situaciones ya que ganaban las espaldas a los volantes rivales, los defensores quedaban siempre al borde de hacer una tontera y solamente lo mantuvo en partido el arquero Daniel Vaca pero, así y todo, no pudo ante los cabezazos de Marcelo Ortíz y Leonardo Heredia que le dieron al Gigante del Norte la diferencia necesaria para empatar la serie. A partir de allí, y ante cada centro ejecutado por los jugadores decanos, el área de los bolivianos parecía una zona de bombardeo ya que hasta la pelota más inocente traía peligro pero las decisiones apresuradas de los players privaron al elenco tucumano del bendito tercer gol. Está más que claro que el equipo argentino debió haber ganado por más goles dentro de los 90 minutos más allá de la sensacional tapada del Laucha a Marvin Bejarano cuando moría la primera parte…

La definición por penales fue infartante porque luego de la serie de 5 vino la de 1 y allí convirtió nuevamente Marcelo Ortíz y Luchetti atajó el último penal ejecutado por Saúl Torres para desatar el carnaval tucumano mientras espera por el DIM desde la semana próxima. Cristian Luchetti fue la gran figura del partido por su performance en la tanda de penales y por haber sostenido el 0 en su arco en la única llegada de riesgo del visitante. ¡Salud, decano, América es tuya!

Foto: gentileza Atlético Tucumán

Gonzalo Ferrer

Periodista tucumano viviendo en Rosario. D10S, Ferrari, Queen, el Pato, el Matador y Su Majestad en el orden que quieras. Rock, mucho rock.

También te podría gustar...