¡La kilyneta arrancó con todo!

El equipo dirigido por Cristian Kily González tuvo un debut más que auspicioso frente a Unión ya que le ganó 2-1 con goles de Lucas Gamba mientras que Franco Troyansky descontó para el tatengue de penal. Aún es muy temprano para tratar de hacer un análisis a fondo aunque se destacaron Josué Ayala, Fernando Torrent, Luciano Ferreyra y Lucas Gamba.

Luego de casi siete meses (pasaron 205 días desde el lejanísimo partido frente a Colón por la extinta Copa de la Superliga) volvió a jugar oficialmente (ponele, a esta altura y con esta nueva normalidad es casi un tecnicismo) Rosario Central. Y este escriba, al igual que muchos hinchas que miran de reojo este proceso, se llevó una sorpresa mayúscula con el rendimiento del equipo porque si bien es cierto que hubo algunas ausencias obligadas y falencias que deberán ser corregidas en este tiempo que resta hasta que vuelva el fútbol oficial también es justo reconocer que hubo bastante más juego fluido del que se podía imaginar en la previa. Esta apreciación no invalida que siga teniendo mis dudas respecto a la conformación del plantel actual (el canalla pide un 9 a los gritos) y a su funcionamiento. Y esas dudas son muchas para lo que viene si es que.

¿Es posible analizar a un equipo que hace siete meses que no juega y que sólo disputó 70 minutos en su regreso? Claro que es difícil pero lo voy a intentar. Lo primero que te voy a decir es que en este equipo faltan Diego Zabala y Fabián Rinaudo ya que ambos se están recuperando de sus lesiones y con ellos el mediocampo podrá seguir las mismas directrices del Kily que este que jugó en Santa Fe pero con un toque más de jerarquía (eso es en los papeles, of course) tanto para la marca como para el juego sin olvidar mencionar que Fito casi siempre la juega redondita a la bocha y que tiene un muy buen timming para cortar el avance del rival en la mitad de la cancha…

Lucas Gamba debió jugar de 9 y cumplió ya que marcó los dos goles del canalla.

Desde el arranque se noto que los muchachos de los dos equipos se salían de la vaina por disputar un partido aunque este sólo sea amistoso. La enjundia y las ganas con las que encararon el doparti fueron para aplaudir. Y salvo alguna que otra imprecisión menor se puede decir que el parate no les peso. Algo similar a lo que se vio en la Copa Libertadores con los equipos argentinos desde su reanudación. Obviamente que las exigencias son otras pero sirve como ejemplo para mostrar que los jugadores argentinos siempre tienen un plus a la hora de la entrega y el sacrificio más allá del talento innato que puedan tener. esa es una de las miles de razones por las cuales me encanta nuestro vilipendiado fútbol.

En esos primeros minutos le costó a Central acomodarse al ritmo del partido y casi lo paga carísimo pero Josué Ayala le ahogó el grito de gol a Franco Troyansky con una salida estupenda (le tapó el arco con todo el cuerpo de manera muy parecida a como lo hacía el inmenso e irrepetible Pato Fillol) y a partir de ese momento comenzó a ir de menos a más ya que el equipo se despertó porque Emiliano Vecchio recordó que él debía ser el conductor y comenzó a pedir todas las pelotas, porque Joel López Pisano por una banda y Luciano Pupi Ferreyra por la otra comenzaron a hacer estragos y a abrir huecos en el retroceso del equipo santafecino y porque Lucas Gamba comenzó a pensar y a actuar como 9. Con ese aporte más el buen debut de Fernando Torrent por la derecha le alcanzó a los rosarinos para comenzar a establecer diferencias dentro del campo de juego y a sumar méritos para el gol.

Fernando Torrent tuvo un buen debut con la camiseta de Central.

El desarrollo del match favorable a Central se acentuó una vez que Rodrigo Villagra y Emmanuel Ojeda se metieron en el partido y de esa forma las llegadas de Unión fueron esporádicas pero cuando lograban arrimar algo de peligro al arco de Ayala este respondió más que bien. Jeremías Ledesma fue un arquero que dejó una huella enorme en su paso por Rosario Central y contra ello debe lidiar todos los días Josué Ayala y sumarle los dos años que tuvo que comer banco que lógicamente le quitaron ritmo de competencia. Bueno, con todo eso debe pelear el guardameta auriazul aunque su primera prueba está recontra aprobada. Ojalá se asiente en el arco de Central rápidamente así Cristian González tiene una preocupación menos…

El punto más flojo en el rendimiento fueron los centrales aunque hay que aclarar que a Diego Novaretti y a Jonathan Bottinelli les hace falta más rodaje juntos. Veremos como evolucionan. Su mayor déficit fue la velocidad pero cuando quedaban de frente a la jugada no tuvieron mayores problemas para rechazar. El pibe Lautaro Blanco tuvo un buen debut en líneas generales aunque le faltó un poco en la marca ya que Unión eligió sus espaldas para poder llevar peligro al arco de Ayala. Nada preocupante y con el correr de los partidos va a ir mejorando.

Luciano Ferreyra se asoció en ofensiva y mostró cualidades muy interesantes.

La segunda etapa trajo lo mejor del canalla ya que luego de un par de revolcadas por parte de Josué Ayala llegó la apertura del marcador por medio de Lucas Gamba que cabeceó un milimétrico centro del Pupi Ferreyra para vencer la estirada del arquero Marcos Peano. Un ratito más tarde vino la jugada del partido que arrancó con Luciano Ferreyra, siguió con el capitán Emiliano Vecchio, con rodrigo Villagra que la abre sobre la izquierda para la trepada de Lautaro Blanco que saca un centro rasante para que Lucas Gamba nuevamente ponga el 2-0.

Lucas es un jugador muy sacrificado que rindió en el canalla pero no siente jugar de 9 así que esa es una posición a reforzar mediante una operación o convenciendo a Marco Ruben, esperar a Fernando Zampedri o apostar por Nacho Russo. Veremos por donde salta la perdiz en este tiempo ya que tanto la CD como el cuerpo técnico del Kily saben que urge tener a un 9 de área. Un rato más tarde vino el penal de Ayala que Franco Troyansky cambió por gol para poner el 2-1 definitivo.

Ganó Central, el rendimiento del equipo sorprendió a propios y extraños por la propuesta del Kily (intensidad y búsqueda de protagonismo permanentes) ya que gustó bastante, aparecieron un par de chicos con buena técnica y futuro esperanzador como Luciano Ferreyra y Lautaro Blanco y con todo ese combo el pueblo canalla está feliz. Después de siete meses y de atravesar una pandemia no es poca cosa… Yo te daré, te daré niña hermosa una cosa que empieza con c: ¡Central!

Fotos: gentileza Rosario Central.

Gonzalo Ferrer

Periodista tucumano viviendo en Rosario. D10S, Ferrari, Queen, el Pato, el Matador y Su Majestad en el orden que quieras. Rock, mucho rock.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. viernes 23 octubre 2020

    […] Rosario Central versión 2020 dirigido por Cristian Kily González llegaba envalentonado luego del triunfo frente a Unión la semana pasada en Santa Fe y sus hinchas estaban muy expectantes respecto a la producción que […]

Dejá tu comentario...