La URT le puso los puntos sobre las íes al rugby argentino

La URT, a través de su presidente Marcelo Corbalán Costilla, le envió una carta a la Unión Argentina de Rugby en la cual le cuestiona diversos manejos respecto al homenaje a Maradona, la manera innecesaria en que quedaron expuestos los jugadores, el pésimo manejo de la crisis twitera con Pablo Matera a la cabeza y las preferencias por ESPN. Parece que el espíritu de la vieja UAR sigue metiendo las pezuñas donde no debe.

El rugby argentino posee diferentes matices y miradas según donde esta provenga. No es lo mismo Córdoba, Buenos Aires, Rosario o Tucumán. Las visiones siempre serán contrapuestas sobre todo si la mirada es tucumana y va esto más allá de los puntos de coincidencia. ¿Por qué? Porque en Tucson (no te gastes en corregirlo, los tucumanos le decimos así cariñosamente) el rugby es un deporte tremendamente popular que cruza a toda la sociedad.

Y creció durante muchísimos años conteniendo a tipos como yo (decir que fui jugador de rugby sería una desfachatez absoluta de mi parte, a lo sumo fui un entusiasta bastante limitado) en una punta y en la otra a verdaderos cracks como Pablo Garretón, Santiago Mesón, Martín Terán o José Cheto Santamarina. O sea que había lugar para todos. Y siempre fue con reglas claras. Por eso no extraña que una vez más la URT sea la voz de las uniones del interior para poner sobre el tapete los problemas que en Buenos Aires no quieren o no les interesa ver.

Es increíble seguir hablando en el 2021 del poder que aún tiene la URBA dentro de la estructura de la casa madre del rugby argentino. Recordemos que luego del mundial 1995 las uniones del interior, con Tucumán a la cabeza, le exigieron a la UAR la creación de la URBA ya que esta era un departamento dentro de la estructura de la Unión Argentina. Y los éxitos del rugby a nivel internacional comenzaron a partir de esa fecha… No más preguntas señor juez.

Primera página de la carta enviada por la URT a la UAR con la firma de su presidente Marcelo Corbalán Costilla.

Los planteos no son nada descabellados

El primer punto que cuestiona la carta es el pésimo manejo del homenaje a Diego Armando Maradona, el mejor deportista argentino de todos los tiempos que atravesó a todos los deportes. Y esto va más allá de gustos personales o cuestionamientos de dudosa moral que siempre pululan en todas partes. El segundo punto habla de las marchas y contramarchas con respecto a las sanciones a Pablo Matera, Santiago Socino y Guido Petti. Los chicos merecen alguna sanción y no el manoseo que hubo con las sanciones. También es justo decir que en la adolescencia todos hicimos estupideces salvo que ahora quedan registradas.

Luego cuestiona la relación (y los negocios montados) con ESPN. La cadena hasta impone las competencias que deben jugarse de acuerdo al rating. ¿Por qué creés que eliminaron el Torneo Argentino de Selecciones? Dicen que es para unificar el crecimiento. Habiendo visto crecer al rugby tucumano compitiendo contra los mejores me permito dudar de esta afirmación. De esta manera están vaciando a los clubes.

El último ítem se refiere a los valores falsamente instalados (ser rugbiers no nos hace moralmente superiores a nadie) que divorcian al rugby del resto de la sociedad. Y la ovalada es un deporte inclusivo donde jugamos todos: gordos, flacos, altos, petisos, talentosos o brutos. Entramos todos, así de simple. Por lo tanto la URT pide rever el mensaje que se manda al resto de la gente. El rugby tucumano se hizo grande incluyendo a todos, no se debe olvidar ese punto.

Segunda carilla de la carta enviada a la UAR.

Con diálogo y consenso es más fácil

Marcelo Corbalán Costilla es un hombre de club. ¿Cómo lo sé? Simple, nos conocemos hace más de treinta años ya que jugábamos juntos en Uni. No fuimos nunca amigos íntimos pero si compañeros de club y conozco cuanto le interesa que los clubes progresen. Los clubes son la base del rugby pese al avance del profesionalismo. Y acá no se trata de volver al amateurismo sino de ayudar a quienes forman a los jugadores.

Si se dejan los chicaneos de lado, se abandonan las prácticas monopólicas y se piensa solamente en la grandeza del rugby argentino tendremos una oportunidad para revertir esta situación. Si no volveremos a los 80 y 90 cuando desde Buenos Aires se manejaba todo a gusto y conveniencia de ellos. El rugby argentino tiene que dar un nuevo salto cualitativo y las respuestas a ello parecen seguir estando en Tucumán…

Fotos: gentileza Unión de Rugby de Tucumán.

Gonzalo Ferrer

Periodista tucumano viviendo en Rosario. D10S, Ferrari, Queen, el Pato, el Matador y Su Majestad en el orden que quieras. Rock, mucho rock.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Emilio dice:

    Totalmente de acuerdo… vos mencionas el poder de la URBA, yo te agrego… aca en Buenos Aires lo unico que existe es el Top 12, los clubes que no estamos en esa elite, somos ninguneados constantemente… los infantiles de esos clubes ni se gastan en venir de visita… tenemos que ir nosotros… y como esta armado el torneo de PS, nuestros equipos nunca se pueden medir en competencia con los de Top 12… porque juegan entre ellos… entonces no aprendes ni mejoras. Hace ya algunos años habia ronda de clasificacion, y si clasificabas, podias jugar contra los grandes… hoy no…
    Y lo del negocio con ESPN es recontra evidente… fijate que historicamente si querias ver rugby ponias ese canal, ahora, como compraron Fox y todo el futbol, los fines de semana con suerte te pasan un partido, la programacion es solo futbol… podrian negociar con otra cadena un Torneo Argentino de Mayores y tendriamos rugby nacional, sobre todo con la pandemia que ahora se esta complicando nuevamente y no sabemos cuando habra rugby… se pueden crear burbujas en San Juan o San Luis que tienen pocis casos, para 6 u 8 equipos y poder jugar… ideas hay un monton… falta voluntad…

Dejá tu comentario...