Laboratorio: La columna vertebral de un equipo de fútbol

250px Catenaccio1 - Laboratorio: La columna vertebral de un equipo de fútbol

Aprovechando el parate del fútbol, la Fórmula Uno y del Rugby Championship (este sábado se juega la última fecha, Los Pumas reciben a Sudáfrica en Salta y luego viene el mundial que se disputará a partir del 20 de setiembre en Japón) en estos días vamos a tocar y a desarrollar diversos temas relacionados con los tres deportes que son la base fundamental de este blogcito (gracias CC, te choreo la palabrita porque me encanta) pero hoy vamos a comenzar con la redonda y la columna vertebral de un equipo. 
Cómo es esto? Casi cualquier entrenador (diría que todos ya que nunca escuche decir a ninguno lo contrario) dice que el sostén de su escuadra son el arquero, el 2, el 6, el 5 y el 9 pero mejor lo vamos a traducir para las nuevas generaciones futboleras que por ahí no saben que a los puestos los definíamos por los números que se usaban en las camisetas en aquellos años e iban del 1 al 11 hasta que vino Bilardo con el Estudiantes del 82 (un e-qui-pa-zo y algunos dicen que el doctor no era ofensivo pero ese equipo jugaba con tres 10 en el medio que eran Trobbiani, Ponce y Sabella y el único que corría rivales era  Miguelito Russo) e hizo numerar a todos de corrido (por ejemplo, Julián Camino era el 4 pero su camiseta era la 2), esto sería el arquero, los dos zagueros centrales, el volante tapón y el centrodelantero. Hasta ahí uno piensa en un equipo duro como una roca en la parte defensiva (con el arquero,  los dos zagueros y el volante tapón en un buen nivel alcanza para defender  bien) pero en lo ofensivo el delantero de área estaría más solo que Indiana Jones el día del amigo pero en realidad no es así y analicemos  el porqué: un buen enganche necesita para jugar que le lleguen buenas pelotas y eso sólo es posible si el volante más retrasado la recupera rápido asfixiando a los rivales, para que haya un 10 antes tiene que haber un 5 que lo apuntale para que tenga posibilidades de crear y abastecer al 9 de área  para que tenga ocasiones de hacer goles y a eso le tenemos que sumar los dos marcadores de punta (mejor que tengan ida y vuelta y no dejen pagando al equipo porque no vuelven y si le agregan buen manejo de la bocha y criterio para subir tendremos dos jugadores muy interesantes), los dos volantes externos (estos dos tipos tienen que ser un pistón haciendo la banda constantemente y pensando en que momento es mejor hacer la pausa o acelerar) y el otro delantero que juega por afuera y que rota por todo el frente de ataque y es generalmente un tipo rápido que sabe hacer muy buenas lecturas del juego.
Todo muy lindo en el papel (o en la pantalla en este caso) pero también hay que agregar la preparación física, trabajar los movimientos para ser un equipo corto, que los players estén comprometidos con el proyecto, la parte psicológica y el conocimiento que tengan el DT y sus ayudantes del plantel y de sus rivales y que los dirigentes le den su apoyo y atención a todo el cuerpo técnico.

También te podría gustar...