¡Lo demolió!

Boca Juniors le ganó de manera clara y contundente al DIM por 3-0 por la Copa Libertadores en La Bombonera. El desempeño del xeneize fue de menor a mayor.

El equipo argentino se presentó por primera vez ante su público en esta edición 2020 de la Copa Libertadores frente a Independiente Medellín de Colombia luego de obtener la Superliga 19-20 el fin de semana pasado y en medio de la algarabía que reinaba en las tribunas las incógnitas venían por el resto físico de este plantel y por la actitud del conjunto colombiano ante el marco intimidatorio que había en el estadio por razones obvias. El DIM tiene el clásico estilo colombiano de juego con mucha gente en ataque, laterales con buen manejo y veloces, volantes que saben tratar el balón y delanteros picantes a los cuales no se les puede dar ni un centímetro de ventaja pero es un equipo con escasa vocación defensiva (es un déficit histórico de los clubes del país cafetero) ya que sus hombres se sienten más a gusto cuando miran el arco de enfrente.

IMG 20200310 232054 scaled - ¡Lo demolió!
Toto Salvio trata de enviar un centro ante la marca de Adrián Arregui.

La primera parte fue muy pareja y entretenida con dos equipos que pensaban más en el arco de enfrente que en cuidar el propio y esos desajustes en las últimas líneas hicieron que el encuentro sea visualmente muy atractivo pero a costa de las canas verdes que los players les sacaron a sus entrenadores. Se atacaron y se lastimaron pero tanto Esteban Andrada como Andrés Felipe Mosquera respondieron de manera solvente en cada intervención que los tuvo como protagonistas. Este Boca de Miguel Ángel Russo es camaleónico y vive de engañar rivales ya que cuando aprieta y ataca de manera sostenida pero no puede quebrar a su rival se toma un respiro y se pone en modo contragolpe ofensivo para aprovechar la velocidad que tienen sus jugadores por ambas bandas para sacar ventajas. Llegó una jugada en que Buffarini recuperó una pelota, aceleró y la jugó hacia el medio hasta que le llegó a Carlitos Tévez que se la abrió a Frank Fabra y este con un ar de amagues y decisión corrió y tiró un hermoso centro llovido que Eduardo Salvio cambió por gol con un soberbio cabezazo al ángulo superior derecho de Mosquera. El DIM sintió el golpe pero siguió buscando el empate hasta que a los 39 llegó la acción polémica que terminó de torcer el rumbo. Carlos Tévez fue a disputar un balón sobre el costado izquierdo de su ataque y le metió un manotazo en la cara, muy burdo por cierto, al zaguero Ándres Cadavid por el cual debió irse expulsado pero el árbitro ecuatoriano Guillermo Guerrero decidió sumarse a los festejos en la cancha y solamente le mostró amarilla al Apache

IMG 20200310 232033 scaled - ¡Lo demolió!
Postal de crack para Carlitos: cabeza levantado y dominio total de la bocha.

Si el primer tiempo le había costado horrores (de hecho la pasó muy mal en varios pasajes del mismo), en la segunda etapa todo fue a pedir de Boca ya que su rival se quedó sin reservas anímicas, físicas y futbolísticas que le permitieran seguir disputando el match palmo a palmo. Todo fue de Boca en lo que se puede calificar a este segundo tiempo como la mejor actuación xeneize desde que lo dirige Miguelito. Mantuvo las virtudes del primer tiempo (lucha, sacrificio y fútbol) a las que agregó contundencia. Si Sebastián Villa concretara todo lo que insinúa sería una figura mundial pero se olvida que la cancha mide 105 metros de largo y que no hay que gambetear rivales como si fuesen los conos de un slalom, cuando se saque el balde de la cabeza permanentemente será un crack. Y por una asistencia suya vino el segundo por medio de Toto Salvio para completar una noche mágica para el volante xeneize y más tarde Bebelo Reynoso clavó un bellísimo tiro libre de zurda para ponerle cifras definitivas al marcador y ya no hubo más partido.

IMG 20200310 232023 scaled - ¡Lo demolió!
Frank Fabra, la gran figura de la cancha, trata de escaparse de sus marcadores.

Las claves del encuentro fueron el rendimiento colectivo (¿volverá Lisandro López al equipo cuando se recupere de su lesión? Porque Carlos Izquierdoz y Junior Alonso dieron sobradas muestras de jerarquía…), el sacrificio y humildad con los que luchó en la primera parte y un podio compuesto por Frank Fabra (hizo un surco por el sector izquierdo), Carlos Tévez (la versión 2020 del Apache es magistral ya que pasó de ser un tipo conflictivo y relegado a un líder muy positivo) y Eduardo Salvio que hasta el momento del primer gol había pasado desapercibido pero allí se despertó y redondeó un muy buen partido. Ellos tres fueron quienes brillaron por el aporte que hizo el resto pero el gran responsable de este momento de Boca en el cual está tratando de recuperar su identidad es el señor Miguel Ángel Russo y todos los aplausos son para él ya que supo como cambiar el chip de sus players para que ganen nuevamente. Chapeau señores.

foto: gentileza Boca Juniors

Gonzalo Ferrer

Periodista, ex rugbier. D10S, Ferrari, Queen y Su Majestad en ese orden. Rock, literatura, cine. Entusiasta de casi todo deporte que se juegue con una pelota. Nieto de quien armó el plan para ganar México 86.