domingo 26 enero 2020

Los mira desde arriba…

godoy cruz vs river58 - Los mira desde arriba...

El millo derrotó 1-0 a Godoy Cruz en Mendoza con gol de Matías Suárez y puso proa a ganar su primera Superliga desde que Marcelo Gallardo lo dirije. Dio una muestra más de poseer un mediocampo de ensueño. ¿Podrá el Muñeco ganar este título tan esquivo para él como entrenador?

Era un partido clave para aprovechar la derrota de Argentinos Juniors frente a Unión y quedar como único puntero de la Superliga 2019-20 y así comenzar a tomar distancia de sus rivales para tratar de obtener el único logro a nivel local que le falta a este equipo bajo el mando de Marcelo Gallardo como DT ya que «solamente» pudo ganar tres Copas Argentina y una Supercopa Argentina. Es una marca realmente envidiable y si a eso le agregamos la cantidad de títulos internacionales, los mano a mano con Boca y la mística ganadora que recuperó el Muñeco tras el descenso en el 2011 lo hacen merecedor a ocupar un lugar en el podio de los entrenadores del equipo de Nuñez junto a Ramón Díaz y al único e inolvidable Angelito Labruna.
River, salvo esporádicos momentos, fue amo y señor del partido en base al toque y posesión que sí sirven, con Nacho Fernández, Nicolás De La Cruz y Enzo Perez moviendo la bocha de aquí para allá y presionando al rival, un Milton Casco cada vez más filoso y del que tenemos como única referencia que arranca jugando por la banda izquierda y hace surcos  en las defensas rivales por ese lado y que además habría que hacerle un estudio anatómico ya que sospecho que este muchacho tiene tres pulmones porque encima le sobra aire para volver a marcar, una sola vez en este partido se le escapó la marca de Carrasco pero después clausuró su sector y se terminaron los problemas. A último momento, y por motivos muy valederos ya que bajó mucho su nivel, salió Javier Pinola y su lugar fue ocupado por Lucas Martínez Quarta para jugar con una línea de tres con el paraguayo Robert Rojas como líbero y Paulo Díaz sobre la derecha para que tanto Gonzalo Montiel como Casco jueguen de volantes y bajen solamente si era necesario. Versatilidad le llaman a esto… Y un profundo conocimiento por parte del entrenador.
Tiro libre para el visitante y DLC se para frente al balón para probar una de las propiedades generales de la materia: ésta no es impenetrable, el rebote en la barrera lo captura Nacho y la abre a Nicolás, que ensaya un pique corto y mete a la carrera, un centro pasado y llovido para que entre Matías Suárez y le pegue con su parietal derecho para ponerla contra el palo izquierdo de Rodrigo Rey. 1-0 más que merecido hasta ese momento. A partir de allí River bajó la intensidad y en esto pudo influir la ola de calor que cubre a nuestro país (justamente estoy escribiendo un posteo sobre ese asunto ya que jugar partidos antes de las 19:30 horas es inhumano en este momento, ustedes habrán visto en Twitter el video con los relatores en la cancha de Central Córdoba de Santiago del Estero relatando con el torso desnudo) sumado a un tímido adelantamiento por parte de los mendocinos (si siguen así en la próxima temporada estarán complicadísimos con el descenso) y a la falta de puntería de Rafael Santos Borré  para liquidar el partido ya que el millo no mereció sufrir ni un poquito para llevarse los tres puntos a Nuñez.
Ganó bien, tuvo más volumen de juego aunque le faltó un poco más de puntería y contundencia para no terminar pidiendo la hora, es único puntero (de sus perseguidores solamente Rosario Central pudo ganar) y para lograr el título depende de si mismo, nada mal para comenzar este 2020 cargado de optimismo… 
 


Foto: gentileza Prensa River Plate

                                                   

 
 
 

Deja un comentario