¿Puntito o puntazo?

amarilla - ¿Puntito o puntazo?

La performance del canalla en el encuentro frente a Banfield dejó un sabor amargo en la mayoría de los hinchas aunque era de esperar una situación así ya que venía de ser goleado en la fecha pasada. Los motivos para creer que el conjunto rosarino hará una gran Copa de la Superliga.

El club de Arroyito venía de ser vapuleado por Independiente en un encuentro donde se combinaron dos situaciones que llevaron a la malinterpretación del presente general de ambos equipos: al rojo le salió absolutamente todo lo que se propuso (y más también ya que ganaron hasta los rebotes durante todo el partido…) pareciéndose más al Brasil del 70 que al mediocre equipo que en realidad es mientras que Céntral jugó como si fuese un equipo de fondo de tabla de un intercountry y no un equipo de jugadores profesionales de primera división del balonpié argento que estuvo peleando el título hasta hace un par de fechas atrás. ¿Qué tiene que ver todo esto con el match frente a Banfield? Mucho ya que la idea que le rondó por la cabeza a Diego Cocca era minimizar los daños a futuro ya que el equipo está en pleno ensamble de piezas (Damián Martínez y Cristian González y/o Joaquín Laso deben adaptarse a sus nuevos compañeros) para mejorar el funcionamiento y terminar de afrontar el actual torneo y encarar las copas de la Superliga (los once partidos correspondientes a la fase de grupos se computan para el promedio) y la Argentina que comenzará a desandar en breve (aún no hay fecha sobre el debut frente a Boca unidos de Corrientes) representando una gran oportunidad para el plantel. Demasiados desafíos por delante tienen el equipo y el DT mientras que en el aquí y ahora Diego Cocca debe resolver cuestiones tácticas por demás relevantes (y urgentes) para así tratar de retomar la senda, en cuanto al juego, de los últimos partidos del 2019. El sector derecho de la defensa quedó diezmado por la partida de Nahuel Molina Lucero y Miguel Barbieri y a sus reemplazantes (Damián Martinez en el caso del aún jugador de Boca y Cristian González y/o Joaquín Laso en el caso del player que se fugó a México) les llevará un tiempo la adaptación para acoplarse a la estructura táctica del equipo. Con esto queda más que claro el hecho que la dirigencia debió hacer las cosas a tiempo ya que si no desarmaba la defensa (esa fue una de las grandes causas por las cuales perdió con Independiente ya que jugó con la última línea remendada) podría pelar el campeonato hasta el final. Otra cuestión a revisar prontamente es el acompañante de Fito Rinaudo en la mitad de la cancha ya que Emmanuel Ojeda no está teniendo buenos rendimientos y hay que cubrir ese lugar urgentemente tras la partida de Leonardo Gil. Las mejores opciones son que Rinaudo juegue de 5 solo y colocar por delante de él un volante que tenga mayor juego y ahí pueden encajar Joaquín Pereyra o Kevin Gutiérrez. Habrá que esperar mayor certeza sobre el equipo que pondrá en la cancha Cocca el próximo fin de semana frente a Gimnasia… Analizando todas estas cuestiones y sumando el encuentro frente al taladro se puede decir que fue un puntazo pero también se puede llegar a la conclusión del puntito por el juego demostrado antes de la reanudación del campeonato. Viendo la capacidad de trabajo del técnico de Central no tengo ninguna duda que no solamente lo salvará del descenso sino que puede llegar a hacer historia dentro del club con el cual tiene contrato hasta junio del 2020 y que la dirigencia debería renovarle sin ningún tipo de problemas pero como alguna vez dijo Miguelito Russo: “esto es Central” y aplica absolutamente a todo…

Foto: gentileza Rosario Central

Gonzalo Ferrer

Periodista tucumano viviendo en Rosario. D10S, Ferrari, Queen, el Pato, el Matador y Su Majestad en el orden que quieras. Rock, mucho rock.

También te podría gustar...