Red Bull contra Ferrari, capítulo 54.872

IMG 20191205 123727%257E2 - Red Bull contra Ferrari, capítulo 54.872

Terminó la temporada de la Fórmula 1 y nuevamente el doctor Helmut Marko amenaza sin ningún tipo de tacto al respecto a la Scuderia Ferrari ya que insisten con el temita del motor sin hacer otra cosa más que el pataleo y declaraciones rimbombantes que incluyen amenazas.

Red Bull no está nada contento con las sanciones de la FIA a Ferrari por el exceso de combustible en el Gran Premio de Abu Dhabi y ahora salió nuevamente a cuestionar a la Scuderia a través de Helmut Marko como antes lo hicieron Jos Verstappen (padre de Max, of course) y el pequeño Max, lo cual lleva a sospechar de un ataque adrede por parte del equipo de las bebidas energéticas para que sancionen a la casa de Maranello. Convengamos que en general el año de la Scuderia fue un fiasco con numerosos problemas que fueron desde el diseño del coche hasta las quejas de sus rivales pasando por una pelea absurda entre sus pilotos hasta la confiabilidad de sus coches. Si bien la segunda parte del año fue muy buena para Ferrari (Charles Leclerc ganó en Bélgica e Italia y Sebastian Vettel en Singapur) no alcanzó para lavar la imagen de la temporada pero, producto de las tres victorias mencionadas, sirvió para que Mercedes analizara el rendimiento de los coches italianos y le diese ese estudio a Red Bull para que vayan a tocar las puertas de la FIA en diferentes momentos de la temporada pero la primer sospecha fue en la previa de Singapur cuando nadie se animaba a dar la cara (se llegó a decir que Renault estaba detrás de todo esto) y la cuestión era solamente un rumor y no estaba para nada clara. Tiempo después, y luego de varias consultas de por medio, la FIA dijo que la unidad de potencia deFerrari era absolutamente legal pero Red Bull sigue insistiendo con la protección que recibe el equipo italiano.
El doctor Marko (es doctor en leyes desde 1967) creé que los 50.000 euros de multa a Ferrari por los 4,88 kilos de más entre el combustible declarado y el medido por Jo Bauer, traducido al criollo serían entre seis y ocho litros de diferencia, pero nunca se pudo llevar a cabo una segunda medición (sería algo así como la contraprueba en un caso de doping en el fútbol) porque ya se abría el pit-lane para que todos los autos vayan a la grilla de partida. 
Ya es hora que la FIA termine con este asunto ya que se está manchando la reputación de un equipo (Ferrari) mientras que los otros dos involucrados (Mercedes y Red Bull) parecen unas carmelitas descalzas este concepto binario (buenos versus malos) daña al deporte, por lo tanto es necesario terminar con esto de una buena vez. Si Ferrari hizo trampas que reciba una sanción acorde pero si es inocente ¿cómo se limpia la imagen de los italianos en ese caso? La FIA tiene que terminar con esto ahora mismo para que la temporada 2020 no sea objeto de ninguna duda.

Un comentario en “Red Bull contra Ferrari, capítulo 54.872

Los comentarios están cerrados.