¿Salvó la ropa?

River no pudo con Defensa y Justicia y apenas pudo empatar en uno en un encuentro que le resultó muy incómodo desde lo táctico. La confusión por el planteo de la visita y la ansiedad por ganar resultaron un nefasto cóctel para el millo que aún depende de sí mismo para ser campeón.

El equipo dirigido por Marcelo Daniel Gallardo tuvo que conformarse con un empate pese a buscar la victoria en gran parte del encuentro aunque todavía depende de sí mismo para gritar campeón el próximo sábado en Tucumán frente al decano en el estadio de 25 y Chile. Defensa y Justicia no disponía de muchas opciones para ganar el partido en la previa viendo el poderío de su rival y entonces apeló a hacer hombre en la mitad de cancha y tapar a Enzo Pérez, Nicolás De La Cruz e Ignacio Fernández con Neri Cardozo (ayudado por Rubén Botta que bajaba unos metros y volvía locos a todos), Nelson Acevedo y Marcelo Benítez respectivamente mientras los dos delanteros restantes (Francisco Pizzini y Juan Lucero) apretaban a los centrales en la salida y así lograron que tanto Nacho Scocco como Matías Suárez sean espectadores de lujo ya que fueron fácilmente tomados por su marca al quedar el equipo totalmente largo con respecto a lo que muestra casi siempre. También es cierto que antes del minuto de juego hubo un penalazo de Guido Mainero ya que la pelota le rebota en el cuerpo primero pero su mano está fuera del cuerpo pero el árbitro Fernando Echenique lo ignoró olímpicamente al igual que el patadón que le metió Enzo Pérez a Juan Lucero y que merecía roja directa. Pasados los primeros cinco minutos comenzó el show del equipo de Florencio Varela cuando Juan Lucero recibió un excelente centro de Francisco Pizzini para poner el 1-0 parcial. Luego del gol los nervios, la ansiedad y la frustración se apoderaron de los jugadores de la banda ya que su juego era inconsistente e impreciso mientras que el halcón seguía sacando diferencias tácticas que no se reflejaron el marcador por la impericia de sus jugadores. Napoleón sabía que tenía que cambiar algo y ante los problemas que le presentaba el equipo dirigido por Valdanito Crespo la solución era sacar a un dubitativo Javier Pinola para que entre el colombiano Juanfer Quinteros y decirle adiós al 3-5-2 para transformarlo en un 4-1-3-2 al igual que en el partido frente a Unión y tratar de remontar la desventaja…

IMG 20200229 214127 1024x683 - ¿Salvó la ropa?
Nacho Fernández maniobra entre Nelson Acevedo y Marcelo Benítez.

Exactamente eso ocurrió en el segundo tiempo ya que Gallardo, sus gestos de fastidio lo decían todo, decidió meter mano en el equipo con el cambio cantado de Quinteros por Pinola y cambio de sistema táctico. Suficiente para volver a ser dueño del mediocampo y comenzar a crear jugadas de riesgos en el área de Ezequiel Unsaín (la figura de la cancha ya que tuvo varias atajadas notables) para tratar de empatar el partido. Todo este cambio redundó en mayores ocasiones de gol como la que tuvo Gonzalo Montiel tras hacerse un autopase y definir al primer palo de Unsaín que mandó la pelota al corner y más tarde, en una buena triangulación entre Julián Álvarez, Nacho Fernández y Nicolás De La Cruz, este cayó dentro del área tocado por Adonis Frías. Penal sin discusión pero recordemos que este mismo River venía de una racha de cuatro penales malogrados y el temor se apoderó del Monumental hasta que Juanfer Quinteros le cruzó la pelota a Unsaín para empatar el partido. A partir de allí River tuvo alguna que otra chance más pero el hecho de haber metido en su área al rival durante veinticinco minutos comenzó a pasar factura desde lo físico en el equipo que amainó la virulencia de sus ataques. Pudo ganarlo porque Lucas Pratto desperdició una chance clarísima en la cual definió mal ante el achique del arquero visitante pero también perderlo ya que Defensa tuvo dos chances muy claras sobre el final que desperdiciaron Néstor Breitenbruch y el Perrito Barrios pero no hubo tiempo para más y el empate le calzó perfecto a lo ocurrido dentro del campo de juego.

IMG 20200229 214219 1024x683 - ¿Salvó la ropa?
Juanfer Quinteros marca el empate de penal para River.

Luego de este paso en falso, ¿debe tener algún temor River? No, ya que ahora define de visitante y ese es su gran ventaja en este torneo ya que disputó once partidos en esa condición con nueve triunfos y dos empates que contrastan con la campaña de local ya que esta asciende a once partidos en los cuales ganó cinco, perdió cuatro y empató dos. Y Marcelo Gallardo quiere saldar su penúltima deuda en el banco del millo así que supongo que durante esta semana en Nuñez se usarán litros de champú para llegar con buen ánimo al crucial partido frente a Atlético Tucumán. River es River y depende de sí mismo más allá de esta función fallida…

Fotos: gentileza Prensa River Plate

Gonzalo Ferrer

Periodista, ex rugbier. D10S, Ferrari, Queen y Su Majestad en ese orden. Rock, literatura, cine. Entusiasta de casi todo deporte que se juegue con una pelota. Nieto de quien armó el plan para ganar México 86.

Un comentario en “¿Salvó la ropa?

  • el miércoles 4 marzo 2020 a las 10:00
    Permalink

    Cuando las papas queman y el equipo no responde o es superado, siempre surgirá la frase mágica: «Penal para Riber»

Los comentarios están cerrados.