miércoles 29 enero 2020
M193869 4 - ¡Sesenta palos verdes!
M193869 - ¡Sesenta palos verdes!

Se conocieron más detalles de la posible renovación de contrato de Lewis Hamilton con el equipo Mercedes y en ella se habla de una ponchada de guita anual. ¿Qué pasará? 

Sesenta millones de dólares anuales son una cantidad de enorme de billetes que la mayoría de los habitantes de nuestro planeta no veremos en nuestra vida (son algo así como tres mil seiscientos catorce millones de pesos argentos según el cambio oficial) pero en Lewis se justifica cada centavo invertido en él pero el equipo alemán solamente se estiraría hasta los cuarenta y cinco millones de dólares anuales para tratar de seducir a su piloto estrella, lo cual es un riesgo ya que en términos de promoción y marketing la pérdida sería incalculable. Y ya sabemos que a Toto Wolff no le gusta perder ni a las bolitas. Las razones de este tira y afloja las tenemos que buscar en la reestructuración que está llevando a cabo Daimler AG a nivel mundial por los malos resultados económicos obtenidos en los últimos años y además donde  adaptarse al nuevo paradigma de la movilidad eléctrica y a consecuencia de ello tiene que recortar unos diez mil puestos de trabajo en todo el orbe. 
No le conviene a Mercedes dejar partir Lewis Hamilton a Ferrari (es el único equipo que podría pagarle esa montaña de dinero según el doctor Helmut Marko y los tanos están lo suficientemente locos y desesperados por tratar de ganar un título que les es esquivo desde el 2007 agrego yo) al hombre que le dio toda la gloria a las flechas de Plata del siglo XXI ya que el piloto británico está casi indisolublemente identificado con Mercedes y allí es donde construyó su aura ganadora. ¿Entonces tiene sentido cambiar? De ninguna manera ya que está alianza se retroalimenta de manera constante y los convierte en un binomio imbatible desde el 2014 a la fecha. El único caso donde se registró una superiodad tan aplastante en el tiempo entre una escudería y un piloto fue entre 2000 y 2004 entre Michael Schumacher y Ferrari ya que el dominio de McLaren entre 1988 y 1991 abarcó tanto a Ayrton Senna como a El profesor Alain Prost. 
Seguramente encontrarán maneras creativas para cerrar esa brecha por medios de sponsors ya que Hamilton es una figura a nivel global que vende mucho (su última locura es transformarse en actor cuando termine su carrera deportiva) y eso es una tentación para cualquiera ya que el negocio de Mercedes es justamente vender autos y el bueno de Lewis encuadra perfectamente en ese enfoque por el carisma y simpatía natos que tiene…
Cada día que transcurre se conocen más las exigencias del hexacampeón para renovar con el equipo liderado por Toto, ya que salvo un hecho totalmente inesperado como la partida de Mercedes del gran circo a fines de este año (deben decidirlo en junta directiva el próximo 12 de febrero), no fichará para Ferrari y terminará su carrera en el equipo Mercedes o quien sea su comprador ya que se habla de rebautizarlo como Aston Martin. Esperemos para ver hacia donde sopla el viento para tener una mayor certeza sobre el futuro de Mercedes, Lewis y Ferrari ya que están íntimamente entrelazado el destino de estos tres gigantes…

Foto: gentileza Mercedes AMG F1

Deja un comentario