¡Tremendo lío por D10S!

D10S - ¡Tremendo lío por D10S!

En Rosario hay aguas divididas por la visita de Gimnasia el próximo sábado al Gigante de Arroyito ya que DAM bardea al club rosarino cada vez que puede pese a que la mayoría del pueblo canaya lo ama y no se merece ese destrato.

Diego Armando Maradona fue un extraordinario futbolista, por lejos el mejor que vi en mi vida (acá me autochoreo el tweet fijado de mi autoría en mi cuenta personal de Twitter: “¿En serio tengo que explicar por qué D10S es el más grande de todos? Pique corto explosivo, gambeta, viveza táctica, pegada magistral, conductor, guapo, líder positivo, resistencia física y hasta cabeceaba…” ) y no creo ver a otro jugador como él ya que Cristiano Ronaldo y Lionel Messi están un par de escalones por debajo del mítico jugador argentino. Diego apareció en mi radar en 1979 cuando lo conocí en Argentinos Juniors gracias a mi abuelo (acá les dejo el resto de las notas: segunda, tercera y cuarta parte) y puedo asegurar que crecí con él y sus hazañas ocupando un lugar de privilegio en mi imaginario podio de ídolos futboleros junto a Ubaldo Matildo Fillol y Mario Alberto Kempes en detrimento de muchos ex futbolistas que tranquilamente podrían ocupar un lugar. El mundial juvenil de Japón 1979, el gol que casi le hace a Inglaterra en el viejo Wembley, sus demás goles acrobáticos e imposibles, el pase a Boca, la bronca del mundial 82, el patadón de Andoni Goikoetxea que casi lo saca definitivamente de una cancha, la angustiosa clasificación a México 86 con el posterior título incluidos los extraordinarios goles que hizo en ese mundial y su inclaudicable amor por la camiseta argentina hicieron que lo respetara y lo amara por siempre. Me consta que muchos lo tratamos con respeto hasta el día de hoy por agradecimiento a tantas alegrías que nos dio ya que la mayoría del pueblo argentino no olvida las alegrías que nos dio. Hasta ahí llega el Diego mito y ahora vamos a ocuparnos del DT.

Pelusa como entrenador es uno más del montón si le quitamos el componente afectivo y el aura cuasi mitológica que envuelve al personaje por lo expuesto más arriba. Es más, yo dudé y dudo muchísimo de los atributos de Maradona como DT pero eso no impide que le tenga un gran afecto ya que separo al extraordinario jugador que fue del mediocre técnico que es. Y como mediocre me refiero a que jamás pudo igualar a su etapa como jugador como si les pasó a Daniel Alberto Passarella y a Franz Beckenbauer quienes fueron unos tremendos players que cuando se convirtieron en técnicos fueron igual de ganadores mientras que Diego deambuló por Racing, Deportivo Mandiyú, la selección (la forma en que paró al equipo frente a Alemania en el 2010 fue horrible), anduvo por Medio Oriente, luego México y ahora Gimnasia, club en el que anda relativamente bien pero que le falta ese ángel de la suerte que lo acompañó en su carrera como futbolista y ahora ya no.

Rosario es una ciudad dividida en dos aunque no en partes iguales y al fútbol se lo lleva en la piel porque se lo vive de manera inexplicable solamente comparable al fenómeno que son el rugby en Tucumán y el básquet en Bahía Blanca y eso nos lleva a la curiosa situación que va a atravesar Maradona cuando ingrese al césped del Gigante de Arroyito el próximo sábado a las 19:40 porque la dirigencia del canalla no tiene previsto ningún homenaje para D10S y muchos hinchas están enojados con Diego por la forma en que maltrata a Central cada vez que puede y tiene un micrófono cerca, curiosamente siendo hincha de Boca no se mete jamás con River de la misma manera… La postura de Diego es condenable ya que muchísimos hinchas de Central lo adoran y a raíz de su boca desenfrenada se le terminó la saga de los homenajes en vivo que merecidamente venía recibiendo en las canchas que visitaba el tripero para ser recibido con una mezcla de indiferencia e insultos por parte de los simpatizantes rosarinos. Ojalá este sea el último punto de desencuentro entre Central y Diego…

Foto: gentileza Gimnasia y Esgrima La Plata

Gonzalo Ferrer

Periodista tucumano viviendo en Rosario. D10S, Ferrari, Queen, el Pato, el Matador y Su Majestad en el orden que quieras. Rock, mucho rock.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. lunes 17 febrero 2020

    […] un gran fanático del Diego futbolista como lo conté acá pero también sé (o al menos eso creo) separar las aguas ya que siempre fue una […]