Un paseo por el infierno…

gamba - Un paseo por el infierno...

Independiente arrasó con un desconocido Rosario Central y le ganó por 5-0 en un partido que no tuvo equivalencias ya que fue un baile de principio a fin por parte del conjunto de Avellaneda. Diego Cocca es un buen técnico pero no puede hacer milagros si le desarman el equipo días antes del comienzo del campeonato…

Durante el receso el equipo rosarino perdió de un plumazo a Nahuel Molina, Miguel Barbieri y Leonardo Gil y los tres, sin ser jugadores extraordinarios, eran titulares indiscutidos y habían ayudado a que el equipo encuentre cierta regularidad en su juego y en los resultados luego del papelón con Estudiantes y de esa manera pudo encadenar una serie de cinco victorias (Godoy Cruz, RiverAldosiviBocaHuracán) y un empate (Central Córdoba) que lo catapultaron hasta la tercera posición del campeonato para mezclarse en la lucha por el título. Siempre sostuve que quien gane el torneo será el equipo que haga un esfuerzo extra en la tesorería y mantener un plantel consolidado, regular en su juego y con hambre de gloria es fundamental y la partida de tres titulares no ayuda al igual que las improvisaciones que tuvo que hacer Diego Cocca para rearmar la defensa. Veamos: Damián Martínez y Cristian González recién llegaron esta semana a Rosario y no estoy seguro que hayan trabajado en la parte táctica y ambos tuvieron que debutar de buenas a primeras, Emanuel Brítez rinde, y mucho, como marcador de punta por derecha o por izquierda pero esta vez Cocca lo tuvo que improvisar como central y la apuesta salió muy mal porque con la falta que cometió a los ¡cuarenta segundos! de iniciado el match comenzó la secuencia de eventos desafortunados que transformaron al rojo en el Brasil del 70 y a Alexander Barboza en Franz Beckenbauer. Nicolás Colazo puede llegar a ser un carrilero interesante pero como 3 mete más miedo a sus hinchas que tener que volver a ser dirigidos por Diego Ceballos. El acompañante de SuperFito en la mitad de la cancha tiene que ser Joaquín Pereyra ya que así generaría más juego, Bomba Zabala es una caricatura del volante que el canalla fue a buscar a Unión, Jeremías Ledesma jugó solo ayer y sacó varias pelotas ante un Independiente que le salieron todas  y que, sumado a los errores de Central, resultó una combineta explosiva por parte de los Punineri’s Boys ya que les salieron todas las que intentaron como no ocurría desde hace unos cuarenta años más o menos mientras que los rosarinos jugaron con un desorden que no se ve ni en un solteros contra casados. El offiside mal cobrado a Lucas Gamba, el penal a Lucas Gamba que Mauro Vigliano ignoró olímpicamente y la jugada del córner en la cual Cecilio Domínguez puso la bocha en juego y al perderla el bueno de Mauro hizo repetir el tiro de esquina también ayudaron en ese sentido pero no olvidemos que Central fue un equipo manso y entregado con movimientos colectivos ampulosos que no supo como jugarle a este Independiente que no es más que un equipo de mitad de tabla pero que le ganó al canalla con autoridad y contundencia como si fuese la reencarnación del Brasil del 70. Lo cierto es que desde hace muchos años Central se encarga de avivar giles…
¿La hoja de ruta de Central? Sacar las conclusiones necesarias, olvidarse rápido de este partido, reacomodar la defensa con Cristian González y Diego Novaretti en la zaga central mientras que Emanuel Brítez debe volver a jugar de 3 y Damián Martínez de 4 para plantársele a Banfield el próximo sábado en el Florencio Sola ya que necesita recuperar la senda del triunfo (y levantar el paupérrimo juego mostrado en el 2020) para además clasificar a alguna copa ya que el sueño del campeonato se hizo trizas un sábado por la tarde en un paseo por el infierno…



Foto: gentileza Rosario Central