Una partida inexplicable…

Son esas noticias que nadie quiere escribir jamás pero que nos toca de cerca. Esta madrugada falleció de manera repentina el jabalista Braian Toledo en Marcos Paz tras un accidente en moto. Se estaba preparando en Finlandia para Tokio 2020 y vino a nuestro país a dar una charla en el Cenard.

Muchas cosas de la vida simplemente ocurren de las maneras más inesperadas y misteriosas posibles y de ese tipo de hechos generalmente no hablo en este blog salvo que sea una noticia de real interés para todos. Cuando falleció Kobe Bryan lo recordamos pese a que no se habla de básquet aquí de manera habitual y ahora ocurre lo mismo con el fallecimiento inesperado de Braian Toledo, un pibe de 26 años que la peleó siempre de abajo (su niñez y adolescencia fueron durísimas) y se destacó en el lanzamiento de jabalina (especialidad de la cual creo que no hablaré en mi vida ya que carezco de los conocimientos necesarios para ello) llegando a competir en Londres 2012 y en Río 2016 con un progreso notable entre una y otra cita ya que en su primera participación olímpica terminó en el puesto 28 y cuatro años más tarde en Brasil fue décimo y se estaba preparando con todo en Finlandia (allí residen los mejores entrenadores y especialistas de la materia) para llegar a Tokio con posibilidades de pelear por una medalla. Pero no, un maldito accidente de tráfico truncó sus sueños. Y no solamente era uno de los mejores lanzadores de jabalina del mundo sino que también era un campeón de la vida ya que se rompió cuatro ligamentos de un tobillo que lo obligaron a hacer una larga rehabilitación para poder volver a competir y además ayudaba en un merendero para que coman 210 chicos. Un ejemplo para muchos de nosotros que no vemos más allá de nuestro ombligo… QEPD

Gonzalo Ferrer

Periodista, ex rugbier. D10S, Ferrari, Queen y Su Majestad en ese orden. Rock, literatura, cine. Entusiasta de casi todo deporte que se juegue con una pelota. Nieto de quien armó el plan para ganar México 86.