viernes 24 enero 2020

¡Vuelve el fóbal, señores!

central boca - ¡Vuelve el fóbal, señores!

Ya se jugaron dieciséis fechas del torneo anual de la Superliga 2019-20 y la cosa está que arde con trece equipos separados por apenas seis puntos de diferencia mientras que en la tabla de abajo Central, Newells y Banfield tomaron un poquito de aire y metieron en esa pelea a Colón y Central Córdoba. Quien quiera ser campeón deberá hacer un esfuerzo extra en este mini-torneo de siete fechas.

Esta nota la voy escribiendo de a poco por las vicisitudes diarias que implican una mudanza (esa es la razón por la cual no estamos subiendo material en nuestro canal de YouTube y esperamos hacerlo a la brevedad) y porque alguna noticia extra como la ida a Italia de Daniele De Rossi, el partido entre River e Independiente que estaba pospuestola guerra entre la AFA y la Superliga, los supuestos problemas de Ferrari con su nuevo coche (¿error o engañifa?)  y el sentido de la oportunidad (no es lo mismo si a esta nota la escribía hace un mes atrás o ahora que se reanuda el campeonato) la fueron dejando atrás en las prioridades de manera arbitraria e injusta si se quiere. Lo primero que hay que hacer es celebrar por la cantidad de equipos prendidos en la tabla de posiciones, la intensidad con que se juega y una camada de técnicos que, sin descuidar el cero en su arco, les encanta atacar y lastimar al rival. No es poco para este denostado balonpié argento ya que no tendrá el brillo de otras épocas pero sus campeonatos siguen siendo más que interesantes salvo alguna que otra excepción que confirma la regla.
Varios equipos pugnan por mantener la categoría y allí hay varios pesos pesados como Rosario Central, Newells, Gimnasia, Colón, Estudiantes, Lanús y Banfield. En esta lucha por el descenso el granate y el pincha sacaron una luz de ventaja luego de un comienzo de campeonato muy irregular que los posicionó arriba y con chances de pelear el título. En el caso de los rosarinos, Rosario Central tuvo un arranque furioso, luego cayó en una meseta y cuando la situación del equipo era crítica encadenó cuatro victorias (Godoy CruzRiverAldosivi y Boca)  y un empate (Central Córdoba) que lo dejaron solamente a cuatro puntos de los líderes River Plate y Argentinos Juniors.
Newells tuvo un muy buen comienzo ya que en las primeras diez fechas solamente perdió un solo partido frente a Vélez pero sus dudas y sus problemas comenzaron con la inesperada derrota frente al Lobo de Diego en la fecha once ya que solamente pudo ganar una vez más desde ese fatídico encuentro. La pretemporada le viene bien a los dirigidos por Frank Darío Kudelka para reafirmar conceptos y aceitar el funcionamiento del equipo para recuperar la memoria y a partir de allí comenzar a escalar en la tabla más temida, la del descenso ya que muchas veces algunos equipos caen en la desesperación al estar al borde del abismo y éste los chupa como si fuese un agujero negro. 
Los descensos pienso que están prácticamente definidos entre Gimnasia, Patronato y Aldosivi más allá que faltan estos siete partidos de la Superliga más los once que computan para los promedios de la Copa de la Superliga . ¿Por qué pienso esto? Salvo que ocurra un desastre sobre natural estos tres equipos son los elegidos ya que vienen barranca abajo, deben descontar muchos puntos a sus oponentes y el único enroque que puedo ver posible es entre los marplatenses y Central Córdoba pero esta apreciación es mirando la tabla ya que en el juego los santiagueños vienen de cumplir una gran temporada que incluye el subcampeonato de la Copa Argentina y pese a su altibajos juega mejor que el equipo del puerto y además divide por una sola temporada y Aldosivi lo hace por dos.
River Plate quiere dejar atrás el trago amargo de la increíble final perdida de la Copa Libertadores y se puso como meta conquistar esta Superliga. Ya no está Exequiel Palacios y habrá que esperar un poco para saber si se va algún jugador más. Es el principal candidato a ganar el torneo aunque su nivel de juego haya decaído un poco.
Argentinos Juniors hace todo a pulmón y mal no le va ya que su entrenador Diego Dabove hace un culto inmenso del perfil bajo y se reforzó con Matías Caruzzo y Kevin Mac Allister como los refuerzos más conocidos. La gran incógnita es si el bicho de La Paternal podrá mantener el ritmo arrollador de la primera parte de este torneo…
Gustavo Alfaro dejó de manera inimaginable a su espantoso Boca, por individualidades y jerarquía, a sólo un puntito de los líderes aunque quien timonea el barco ahora es Miguelito Russo y veremos cuanto tiempo demora en ensamblar al equipo ya que de eso depende que pueda pelear o no por el campeonato.
Racing enfrenta un cambio de técnico por la ida de Eduardo Germán Coudet y la llegada, casi desde la vereda de enfrente, de Sebastián Beccacece. Veremos en que termina esta auténtica caja de Pandora ya que la Academia viene bien posicionada hasta ahora…
Lanús tuvo un comienzo de torneo horrible pero mejoró mucho, afianzó su juego y está a un pasito de la punta con un DT que maduró muchísimo pese a su juventud como Luis Zubeldía, veremos si le da la nafta para consagrarse campeón.
Arsenal es un equipo difícil de encasillar ya que los dirigidos por Sergio Rondina están en una posición expectante pero su pelea es por engrosar el promedio para no tener complicaciones de ningún tipo. El arse juega bien, es inteligente para envolver rivales pero su objetivo primordial es otro…
Vélez es otro caso a seguir de cerca ya que su mayor preocupación es que Gabriel Heinze logre que Ricardo Centurión sea un tipo disciplinado. recordemos que ya no están ni Nicolás Domínguez ni Leandro Fernández así que veremos en cuanto se resintió la estructura de juego del club de Liniers.
San Lorenzo se desprendió de varios jugadores importantes como Fernando Belluschi y Nicolás Blandi pero llegaron Alejandro Donatti y Fernando Monetti entre otros. Diego Monarriz fue ratificado en su cargo y es una verdadera incógnita saber que pasará con el equipo.
Estudiantes repatrió a Javier Mascherano pero junto con Talleres son quienes más lejos quedaron de la punta ya que se encuentran a seis puntos de la misma. Difícil por la cantidad de equipos que hay por arriba de ellos.
Atlético Tucumán afrontará con el mismo plantel tanto el campeonato (está a cinco puntos de la punta) como la fase previa de la Copa Libertadores 2020 que comienza a desandar desde el próximo 5 de febrero. Al tener el mismo plantel, el equipo de Ricardo Zielinski será un hueso duro de roer para cualquiera como ya demostró el año pasado.
Esto es un primer pantallazo sobre como están los equipos y ahora solamente estamos esperando que la pelota empiece a rodar por suerte para nosotros…



Foto: gentileza Facebook Rosario Central


Deja un comentario