lunes 9 diciembre 2019

Ya es hora que Ferrari tome el toro por las astas.

IMG 20191205 123653%257E3 - Ya es hora que Ferrari tome el toro por las astas.

El equipo italiano tiene que minimizar los daños de cara a la próxima temporada y no cometer errores absurdos como los del 2019 si es que pretende cortar con la sequía de títulos que arrastra desde el 2007 con Kimi Raikkonen.

Luego del fracaso que resultó ser la temporada 2019 para el equipo italiano (comparada con el 2018 dan ganas de llorar) ahora llega el tiempo de barajar y dar de nuevo. Para que esto ocurra, la Scuderia debe que mirar hacia dentro del equipo Mercedes y tratar de aprender de su eficiencia en todo sentido: diseño del auto, confiabilidad, carga aerodinámica, rapidez y movimientos aceitados en boxes, estrategas de verdad (hola Iñaki Rueda) y órdenes de equipo claras. La casa de Maranello está avanzando en muchos aspectos pero debería hacerlo a mayor velocidad si pretenden ganar algún título en la temporada 2020 porque la historia no espera y el 2021, si bien todos arrancarán en igualdad de condiciones, es muy lejano e incierto aún como para hacerse ilusiones a futuro. 
No la tendrá fácil ya que Mercedes, Red Bull y la FIA le estarán encima por las supuestas anomalías del motor y hay que ver si esto llevará a discutir cada victoria que puedan obtener los autos rosso corsa con lo cual se convertirá a la Fórmula 1 en un cambalache. Es necesaria una aclaración contundente por parte de la FIA en este aspecto así se terminan las suspicacias.
Otro asunto a tener muy en cuenta es la convivencia entre Sebastian Vettel y Charles Leclerc ya que si la relación es pésima el único perjudicado será el equipo y no lograrán los objetivos en ninguno de los dos campeonatos. Mattia Binotto deberá delegar en alguien de su confianza el trato entre Seb y Charles para él concentrarse en la parte técnica (es muy bueno en ello ya que logró modificar una batata en un auto más o menos decente) y así tener más armas para pelear el campeonato. No olvidemos que los coches de la temporada 2020 no serán diseños completamente nuevos sino que partirán de las base de los modelos actuales así que la evolución de la SF90 es un buen avance sobre todo desde el punto de vista aerodinámico ya que el mayor avance del desarrollo del auto se dio en este apartado.
Esperemos que toda la cúpula de Ferrari haya tomado nota de los asuntos pendientes y que ajuste las piezas para que en la próxima temporada la gloria vuelva a golpear las puertas de Maranello.

Deja un comentario